Imaginación

Bicicleta estática

Una particular forma de utilizar y disfrutar de una bicicleta estática.

Algunos la tenemos en nuestra casa. Dicen que es ideal para mantenerse en forma. Te subes a ella, pedaleas durante unos minutos, el sudor resbala por tu frente y las piernas comienzan a dolerte. Cesas la pedaleada. Se trata de una bicicleta estática, es decir, una imitación de la verdadera, de la que te anima a viajar por carreteras y caminos contemplando la naturaleza, viendo el cauce de los ríos y los árboles frondosos.

En la plaza que vemos en el vídeo hay unas cuantas bicicletas estáticas estratégicamente colocadas. Solo es necesario que una entre en acción, que una voluntaria o voluntario comience a pedalear para que surja el contagio. Se desata la fiebre. ¿Qué está pasando? Todos quieren ver el final. Publicidad imaginativa.

Fabriciano González

Amante de la informática y de Internet entre otras muchas pasiones. Leo, descifro, interpreto, combino y escribo. Lo hago para seguir viviendo y disfrutando. Trato de dominar el tiempo para que no me esclavice.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.