Gadgets

¿Cómo comparar móviles para elegir el acertado?

La oferta de telefonía es tan amplia que a menudo es abrumadora. A la hora de escoger un nuevo modelo, siempre hay dudas sobre si será el adecuado o habría sido mejor elegir otro.

¿Cómo comparar móviles para elegir el acertado?

Llevar un teléfono móvil es algo tan cotidiano que apenas le damos importancia, al menos no hasta que llega el momento de escoger un nuevo modelo, y nos damos cuenta de la cantidad de aplicaciones y características que ofrecen hoy día. Algo que es muy ventajoso, pero que a su vez nos hace pensar en cuál será el mejor modelo de móvil para que a medio plazo siga siendo funcional.

En lugar de hablar de modelos concretos, como las clásicas comparativas que ponen frente a frente, los iPhone vs Xiaomi y similares, vamos a ver cómo comparar móviles en función de determinados puntos importantes a la hora de elegir. Si estás buscando un móvil nuevo o piensas hacerlo en el futuro, ten en cuenta estos detalles.

Calidad y tamaño de la pantalla

Dependiendo de cuál sea el uso que le piensas dar, un móvil puede tener mayor o menor tamaño de pantalla. Es evidente que si lo vas a utilizar mucho para videojuegos o ver tus series favoritas, cuanto mayor sea ésta, mucho mejor. Aunque también debes tener en cuenta que no sea demasiado aparatoso, una pantalla de entre 5 y 6 pulgadas puede ser lo mejor.

En cuanto a la calidad de imagen, el HD está empezando a quedarse obsoleto, por lo que si quieres un móvil que te pueda servir en el futuro, lo mejor es empezar a pasarse a una resolución que sea lo más alta posible. Así podrás disfrutar al máximo de todos los detalles.

Memoria de procesamiento

La RAM es otro factor importante a la hora de determinar cuánto durará un móvil, sobre todo porque las aplicaciones demandan cada vez más memoria y si nos quedamos cortos, notaremos una lentitud insoportable o directamente no podremos ejecutar los programas.

Un móvil con 2GB de memoria de procesamiento ya se empieza a quedar corto, así que lo ideal es mirar que al menos tenga 3 GB de RAM, mejor si son 4, 6 u 8, aunque ésta última está reservada a modelos de gama alta.

En cualquier caso, a mayor memoria, más programas podrás tener funcionando a la vez y mejor podrás alternar entre uno y otro. Eso sí, ten en cuenta que el propio sistema operativo y su interfaz consumen recursos, por lo que cuanta menos carga de los mismos tenga, más ligero será.

¿Más de una cámara a la vez?

En caso de que no hagas muchas fotografías o vídeos con tu móvil, puede que este factor no sea tan relevante, aunque si quieres usarlo también como cámara de fotos para no llevar nada más, sí que puede ser determinante en la comparativa.

Es probable que estés pensando en los megapíxeles que tenga la cámara como detalle a la hora de elegir, aunque en realidad no es tan determinante. De hecho, la mayoría de fabricantes hace tiempo que se plantaron en los 12 MP, y prestan más atención a móviles con dos o más cámaras a la vez, que en poco tiempo explotarán al máximo sus capacidades. Aunque hay modelos que tienen un solo objetivo y pueden capturar imágenes de gran calidad.

En cualquier caso, es mejor una cámara que cuente con una óptica buena que con muchos megapíxeles. Y también que tenga un estabilizador de imagen para obtener buenos resultados, especialmente en condiciones de poca luminosidad.

La batería

La duración del móvil encendido es otro detalle que puede decantar la balanza. Con procesadores cada vez más potentes y aplicaciones que demandan muchos recursos, la batería no puede dejarse en un segundo plano.

Lo ideal es buscar modelos a partir de los 3000 mAh, y mejor si tienen capacidad para hacer carga rápida, sobre todo porque parece que no es posible optimizar el consumo de energía.

No son todos, pero estos factores te ayudarán a elegir el móvil que mejor se ajusta a tus necesidades.

Etiquetas

fabriciano

Amante de la informática y de Internet entre otras muchas pasiones. Leo, descifro, interpreto, combino y escribo. Lo hago para seguir viviendo y disfrutando. Trato de dominar el tiempo para que no me esclavice.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar