Sociedad

El plástico, el peor invento de la historia

¿Qué podemos hacer para disminuir el consumo de plástico? Son muchos los productos que vienen acompañados de este material. ¡Protejámonos!

El plástico, el peor invento de la historia

Lo vemos día a día. La contaminación producida por productos en los que impera el plástico nos invade. Las medidas tomadas con el fin de luchar contra esta invasión son insuficientes. Está claro que, aunque se hagan recomendaciones, no se tendrán en cuenta por una gran cantidad de desaprensivos.

Los plásticos han invadido la Tierra y continúan en el mismo proceso. Su producción está activa y son múltiples los espacios de nuestro planeta que están contaminados o están sometidos al proceso de contaminación. Los mares ocupan el primer lugar de la lista, lo que trae consigo la destrucción de los ecosistemas que los pueblan.

Escasas medidas

Los millones de toneladas de basura que inundan las aguas marinas, con los plásticos como componentes principales, alcanza altos valores. La situación tiene visos de dramatismo, y lo peor, no se hace nada, o muy poco, para evitar esta invasión.

Lo que no tiene sentido es el empleo de envases de plástico de un solo uso. A pesar de algunas medidas tomadas en supermercados y en otras tiendas en nuestro país, en los que las bolsas de plástico se han sustituido por papel o por un plástico, en teoría, no contaminante, son muchos los productos que se venden en recipientes hechos con el plástico de siempre.

Los microplásticos

En el grupo destacan por su intensidad contaminante los microplásticos, resultantes de la rotura de trozos grandes o que han sido construidos así. Su diámetro ronda los 5 milímetros, por lo que cualquier ser vivo, incluidos nosotros, puede ingerirlos. El mal ocasionado es irreversible. Se sabe que, muchas pastas de dientes y detergentes, por solo citar dos productos, contienen microplásticos.

Se sabe también, por citar un ejemplo, que un bote de detergente puede contener entre cien mil y tres millones de microplásticos que, obviamente, llegarán al mar a través del desagüe de la lavadora.

La contaminación de las playas

Aunque debido a la pandemia del coronavirus, el pasado verano no fue lo que debía ser en las zonas turísticas de playa en España, se sabe que muchas de ellas están saturadas de basura, con el plástico como elemento principal. Esto repercute negativamente en el turismo. Es evidente que los turistas no visitarán estos espacios contaminados.

A tener en cuenta

Está claro que el plástico no es un invento actual, lleva muchos años con nosotros. Se sabe que en los años cincuenta del pasado siglo XX el consumo de este material no llegaba, a nivel mundial, a los tres millones de toneladas anuales. En los años noventa el uso se multiplicó por cincuenta, se llegó a los 150 millones de toneladas. Actualmente, a pesar de las restricciones de uso, se rondan los 300 millones de toneladas.

Tendremos que ser responsables a pesar de que vemos que hay en marcha un Proyecto para convertir la basura de plásticos en el mar en materiales reciclables, entre otros de similares características.

Fabriciano González

Amante de la informática y de Internet entre otras muchas pasiones. Leo, descifro, interpreto, combino y escribo. Lo hago para seguir viviendo y disfrutando. Trato de dominar el tiempo para que no me esclavice.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

14 − 9 =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.