Inicio » Curiosidades » Sociedad » ¿Es la genialidad hermana de la locura?

¿Es la genialidad hermana de la locura?

Se ha dicho desde siempre que un genio es un ser que tiene un acusado talento y utiliza una gran dosis de trabajo. No hay genio que no trabaje, y que no lo haga con intensidad y esfuerzo. La imaginación y las capacidades creativas están íntimamente relacionadas con la genialidad, también lo sabemos, pero tras los resultados de un estudio realizado en el año 2009 en el Departamento de Psiquiatría de la Universidad Semmelweis en Budapest (Hungría), los grandes genios tienen una malformación genética que les provoca trastornos de índole psicológico, muy relacionados con la locura.

Genialidad y locura

El descubrimiento no es nuevo. Si repasamos la biografía de distintos personajes, catalogados como genios, veremos que en sus comportamientos se apuntan rasgos de esquizofrenia u otros problemas de tipo psicótico. Nunca se había hecho un estudio tan profundo como el de la universidad húngara, un estudio capaz de localizar el origen y el asentamiento de esta disfunción.

  ¿Tomamos un café?

¿Es la genialidad hermana de la locura?

La locura no tiene que ver con la inteligencia

Según aclaraba Jeremy Hall en Newscientist, en un artículo escrito en el mes de julio de 2009, las conclusiones de los investigadores de la Universidad Semmelweis no significan que la creatividad, fruto de la imaginación, y la psicosis sean lo mismo. “La locura es eso, sólo locura, y no tiene nada que ver con la inteligencia ni con la genética”.

Conclusión

El estudio se realizó con un grupo de 200 personas. Algunos expertos consideraron que es muy interesante, pero que no podemos ceñirnos a esos resultados, que se necesitan nuevos estudios para confirmar la hermandad entre genialidad y locura o para desmentirla.

Artículos relacionados

Acerca de fabriciano

Amante de la informática y de Internet entre otras muchas pasiones. Leo, descifro, interpreto, combino y escribo. Lo hago para seguir viviendo y disfrutando. Trato de dominar el tiempo para que no me esclavice.