Inicio » Curiosidades » Humor » Infertilidad boyacense
Infertilidad boyacense

Infertilidad boyacense

Es viejo, muy viejo, o mejor, muy antiguo. Nació, opino, en el mismo instante en que el lenguaje pasó a ser una forma de expresión de nuestros antepasados, los homínidos. Nació con la ignorancia, la confusión, el atrevimiento. ¡Con lo fácil que es preguntar cuando algo no se entiende! En Batiburrillo.net lo tenemos en nuestras páginas desde hace mucho tiempo. Hoy nos hemos decidido a traerlo de nuevo a portada. ¡Disfrutadlo!

Algunas formas de expresión

Fíjese sumerce que juimos al dotor y le dije: mire dotor, es que tenemos un problema, mi mujer y yo queremos tener condescendencia y no podemos, pero no sabemos si es porque yo soy omnipotente o mi mujer es histérica.

Desdiantes juimos a otro dotor y nos dijo que mi mujer tenia la vajilla rota y la emperatriz subida, y como además la operaron de la basílica, no sabemos si eso tiene algo que ver. A mi desdiace años me operaron de la protesta y a lo mejor eso me dejo escuelas en el cuerpo. Nos dijeron que jueramos con otro dotor, pero en la capital, que dizque era muy gueno. Con dicirle que en la consulta tenia dos teles conetaos a una antena paranoica.

En esa consulta, a mi mujer le hicieron una coreografía y el dotor nos dijo que no veía nada raro y nos recomendó que hiciéramos el cojito a diario. Entonces 15 días ella y 15 días yo estuvimos haciendo el cojito, pero nada, ahora estamos rengos de caminar cojito.

Nos juimos a otro dotor que nos dijo que hiciéramos vida marítima mas seguido.

Y nos juimos pualla pa la costa y en todas las playas hicimos vida marítima, pero nada. Además, a lo mejor eso ha injluido.

Mas bien yo lo que creo es que mi mujer es frigorífica, porque nunca llega al orégano, pero ella dice quesque lo que yo tengo es un problema de especulación atroz.

Artículos relacionados

Acerca de fabriciano

Amante de la informática y de Internet entre otras muchas pasiones. Leo, descifro, interpreto, combino y escribo. Lo hago para seguir viviendo y disfrutando. Trato de dominar el tiempo para que no me esclavice.