Matemáticas

La mecha

La mecha

Si nos dicen que cronometremos 45 minutos y disponemos de un cronómetro o de un reloj, la cosa no presenta dificultad ninguna. Los cronómetros sirven para eso, con el permiso de Einstein. Pero, desgraciadamente, hemos perdido nuestro cronómetro y sólo disponemos de un par de mechas absolutamente distintas e irregulares en lo que se refiere a composición, longitud y velocidad de combustión; es decir, que arden de una manera absolutamente irregular. También disponemos de una caja de cerillas para prender fuego a nuestras mechas. Se sabe a ciencia cierta que cada una de las mechas, arde exactamente en una hora.

En estas circunstancias, nos piden que cronometremos 45 minutos. ¿Cómo podríamos hacerlo?

_______________________

Solución

Los que no sean capaces de resolver el problema o quieran comprobar si su solución es válida, pueden leer lo que viene a continuación:

Se enciende una de ellas por los dos extremos y la otra por uno. Cuando la primera mecha se ha consumido (obviamente a los 30 minutos), se enciende el segundo extremo de la segunda. De ella quedan 30 minutos, pero encendida por los dos extremos solo durará 15.

En total, 30 + 15 = 45 minutos.

Fabriciano González

Amante de la informática y de Internet entre otras muchas pasiones. Leo, descifro, interpreto, combino y escribo. Lo hago para seguir viviendo y disfrutando. Trato de dominar el tiempo para que no me esclavice.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.