Ciencia y tecnología

La presión arterial alta afecta al envejecimiento del cerebro

La presión arterial alta, la hipertensión, hay que controlarla, lo sabemos todos o debemos saberlo. A continuación hablamos de los resultados de un reciente estudio en el que se concluye que la hipertensión provoca accidentes cerebrovasculares y hace que el cerebro envejezca más rápido.

La presión arterial alta afecta al envejecimiento del cerebro

Está claro que el control de la presión arterial es obligatorio, se tenga la edad que se tenga. No hay que llegar a la tercera edad para comenzar el control, se debe hacer a partir de los treinta años o antes, siempre que notemos determinadas sensaciones ligadas a una presión arterial alta. Los bloqueos circulatorios contribuyen al desarrollo de la enfermedad de Alzheimer.

Los “infartos” producidos en tejidos que no recibían suficiente riego sanguíneo pueden provocar accidentes cerebrovasculares. Cuando la presión arterial supera los valores normales 120 en la máxima o presión sistólica, y 80 en la inferior o diastólica, se corren altos riesgos. De ahí la necesidad de controlarla y buscar soluciones, habitualmente a base de medicación, para solventar el problema.

Aunque en decisiones recientes se considera que 130 puede ser normal en la presión sistólica, se recalca que si se supera ese límite existen, sobre todo en las personas jóvenes, altos riesgos de sufrir accidentes cerebrovasculares.

Un reciente estudio practicado con cerca de 1.300 personas mayores durante varios años descubrió que tenían altos riesgos de padecer enfermedades cerebrales todos los que tenían habitualmente una presión arterial por encima de los valores normales. El seguimiento se hizo hasta la muerte de cada una de las personas, que se produjo, atendiendo a la media, sobre los 89 años. Muchos de los participantes en el estudio tomaban medicamentos destinados a controlar la presión arterial, la hipertensión. Tras llevar a cabo la autopsia de los fallecidos se comprobó que los que padecían tensión alta habían padecido una o más lesiones cerebrales infartadas. Se comprobó también que los afectados por la enfermedad de Alzheimer habían padecido presión arterial sistólica por encima del límite máximo.

Zoe Arvatinakis, directora médica de Rush Memory Clinic, en Chicago, ha dicho al respecto: “Creo que esta información es de gran valor para los investigadores que estudian los cambios cerebrales en el envejecimiento, y sin duda señala la necesidad de realizar muchas más pruebas“.

Fuente: CBS News

Etiquetas

fabriciano

Amante de la informática y de Internet entre otras muchas pasiones. Leo, descifro, interpreto, combino y escribo. Lo hago para seguir viviendo y disfrutando. Trato de dominar el tiempo para que no me esclavice.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *