El Tema

Todo lo que necesitas saber para ser un pequeño inversor

Todo lo que necesitas saber para ser un pequeño inversor
“Kuwait Stock Exchange” (CC BY-SA 2.0) by divya_

No es imprescindible ser un experto en Bolsa para sacar el máximo rédito a los mercados financieros. Existe la figura del pequeño inversor que nada tiene que ver con las élites financieras y a su alcance tiene una amplia oferta de productos, que no se limitan a la compra y venta de acciones.

Las opciones para este tipo de inversor en el mercado español son tan amplias y variadas como en el resto. Escoger el producto adecuado es algo más que un juego de azar. Conviene asesorarse correctamente para no correr riegos con los ahorros y saber, a grosso modo, cómo funcionan los mercados. IG recomienda los CFDs al invertir en Bolsa. Los contratos por diferencias, Contract for difference en inglés, son una forma sencilla y fácil de ganar dinero y cuentan con varios activos. Entre los tipos de CFDs están los de divisas, índices, materias primas, los de acciones, bono y ETFS.

A simple vista, los CFDs se asemejan a las acciones, pero no son lo mismo y de hecho tributan de una manera muy singular. Se puede tomar posesión de un importante CFD por una cantidad muy pequeña con la posibilidad de invertir con apalancamiento. Por apalancamiento financiero se entiende utilizar algún mecanismo para aumentar la cantidad de dinero que podemos destinar a una inversión. En otras palabras, se trata de usar un endeudamiento para ejecutar alguna operación.

Diversifica la cartera

Los expertos recomiendan, en cualquier caso, diversificar los productos y completar la cartera con warrants, fondos cotizados y Bonus. De esta manera, se pueden variar las estrategias y el inversor se puede mover por todos los mercados, es decir, por los alcistas, los bajistas y los laterales. En muchos casos, el pequeño inversor recurre a un intermediario. Es lo que se conoce como bróker y en su nombre realiza las operaciones adecuadas. Debe ser, por tanto, una persona de máxima confianza. Para no depositar el dinero en manos ajenas, los hay que defienden una enseñanza más completa de la economía para toda la ciudadanía. Esta corriente equipara la importancia de conocer los mercados a la de saber escribir y leer.

Existen dos maneras principales para generar beneficios a través de la Bolsa. Una es comprando las acciones de una empresa y venderlas cuando los precios de las mismas suban para obtener así una plusvalía. La otra vía son los dividendos, que vienen a ser los beneficios que nos genera la empresa al ser accionista. Todavía no se puede vaticinar el futuro y, por lo tanto, es imposible saber si una acción nos va a reportar beneficios. Por lo tanto, hay que limitar siempre la cantidad de la inversión siempre a los excedentes de los ingresos naturales y no excederse nunca, independientemente de que las primeras operaciones resulten un éxito.

Leer también

Etiquetas

fabriciano

Amante de la informática y de Internet entre otras muchas pasiones. Leo, descifro, interpreto, combino y escribo. Lo hago para seguir viviendo y disfrutando. Trato de dominar el tiempo para que no me esclavice.

Deja un comentario