Protección

Los grandes riesgos que acompañan a los keyloggers

La protección de ordenadores y dispositivos móviles es cada vez más necesaria. A continuación hablamos de las medidas que se deben tomar con el fin de evitar de que otras personas accedan a nuestras cuentas.

Los grandes riesgos que acompañan a los keyloggers

Siempre ha habido espías, o simplemente curiosos, que intentan averiguar los datos que corresponden a algunos elementos, como pueden ser las tarjetas de crédito y/o débito, pertenecientes a otras personas. Así, cuando se introduce la tarjeta en un cajero automático o en el TPV de cualquier establecimiento, puede haber alguna de estas personas colocada a nuestra espalda que pretende ver cual es el PIN que tecleamos en el terminal. El fin que persiguen con ello es apropiarse de la tarjeta para posteriormente utilizarla con fines delictivos.

Programas para espiar la pulsación de teclas

En los ordenadores, y también en los dispositivos móviles, ocurre algo similar, aunque el ciberdelincuente no esté a nuestras espaldas. Sin que el usuario del equipo informático se entere se instala un keylogger, es decir, un programa capaz de detectar las pulsaciones del teclado clásico o de los modernos touch pads, o similares. El keylogger se ocupa no solo de tomar nota de todo lo que se escribe sino también de transmitirlo al que lo instaló en el equipo.

Cuando un keylogger está activo los riesgos son muy grandes, nuestra privacidad se ve altamente atacada. El programa o aplicación que lo sustenta no solo es capaz de almacenar nombres de usuario y contraseñas de cuentas de correo electrónico o de acceso a redes sociales, sino que también puede, en muchos casos, averiguar los datos de acceso a cuentas bancarias y los que corresponden a las tarjetas de crédito. Cualquiera se puede imaginar las consecuencias de todo esto.

Evitar la instalación de keyloggers

Ya he apuntado que los keyloggers no son fácilmente detectables, lo que sí se puede evitar, en muchos casos, es la instalación de los mismos. Hay que tratar por todos los medios de no pulsar en los enlaces que nos envían en mensajes de correo electrónico, en aplicaciones de mensajería, que se encuentran insertados en páginas web (sobre todo cuando aparecen en ventanas emergentes), entre otras posibilidades. Si lo hacemos, si pulsamos, corremos el riesgo de que este tipo de malware se instale en nuestro ordenador o dispositivo móvil.

Para evitar este tipo de infecciones hay que tomar las medidas adecuadas y utilizar herramientas que se dediquen a luchar contra ellas, eliminándolas en el caso de que se instalen en el equipo. Recomendamos que leáis Cómo impedir que un keylogger robe contraseñas en nuestro ordenadorElite KeyLogger, para registrar la navegación en macOS y Windows, y actuéis en consecuencia.

Etiquetas

Contenidos Relacionados

fabriciano

Amante de la informática y de Internet entre otras muchas pasiones. Leo, descifro, interpreto, combino y escribo. Lo hago para seguir viviendo y disfrutando. Trato de dominar el tiempo para que no me esclavice.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *