Sociedad

Para evitar la contaminación de los plásticos hay que arbitrar medidas sobre su uso

Para luchar contra los males que traen consigo los plásticos no basta con activar sistemas de recogida, hay que arbitrar medidas que impidan su proliferación. Tenemos que pasar a un mundo sin plásticos.

Para evitar la contaminación de los plásticos hay que arbitrar medidas sobre su uso

La contaminación de los plásticos está provocando grandes males en muchas zonas de la Tierra. Para solucionar este grave problema no es suficiente con buscar sistemas que se ocupen de eliminar lo que está depositado en distintos lugares, hay que tratar de prevenir por todos los medios el depósito de estos materiales.

En algunos sitios están tratando de arbitrar soluciones encaminadas a conseguir que el plástico no sea uno de los materiales que forma parte de nuestra vida diaria. No basta con que en las tiendas nos den bolsas reciclables para transportar lo que acabamos de comprar, sino también que muchos de esos productos, sobre todo los adquiridos en supermercados dedicados a la alimentación, estén alojados en recipientes de estos tipos de materiales.

Para conseguir lo indicado no basta con hacer advertencias, hay que tomar medidas. Hay que obligar a empresas, y a algunos ciudadanos, a que tomen las decisiones pertinentes. Para ello es necesario que los gobernantes obliguen a aplicar las pautas necesarias. Si no se hace así, cada vez estaremos más expuestos a los males que trae consigo este tipo específico de contaminación.

¿Qué medidas hay que tener en cuenta?

Hay que impulsar una mayor responsabilidad hacia los productores, en lugar de depender de los consumidores para limpiar constantemente el desorden a medida que prolifera el plástico desechable de un solo uso. Jenna Jambeck, profesora de ingeniería de la Universidad de Georgia que investiga los problemas de los desechos plásticos, ha dicho al respecto lo siguiente: «Estamos tratando de averiguar qué está terminando en el suelo, para poder prevenirlo«.

Varios investigadores en Estados Unidos llevan a cabo distintos procesos de limpieza con el fin de evaluar los males que los plásticos producen en diferentes áreas de la Naturaleza, en espacios de tierra, en ríos y en zonas marinas.

Colocaron además varios dispositivos de rastreo en un puñado de botellas de plástico y los arrojaron al río en North Riverfront Park para encontrar luz sobre cómo se mueven los desechos plásticos a lo largo del corredor. Las botellas tendían a atascarse en las orillas, entre las barcazas atracadas. Pero después de un comienzo lento, uno de los dispositivos recorrió 1.416 kilómetros durante 11 días, antes de ser recogido por un pescador de Louisiana cerca de Baton Rouge.

Jambeck dijo sobre el viaje de la botella lo siguiente: «Simplemente estaba incrédula. Nuestra hipótesis es que básicamente hizo autostop en una barcaza«. En consonancia con el comentario podemos afirmar que los contaminantes plásticos se mueven al azar, llegando a lugares insospechados.

Conclusiones

Los desechos plásticos, que a menudo se rompen en pequeños trozos llamados microplásticos, saturan cada vez más las vías navegables interiores y los océanos, y las bolsas de plástico incluso llegan al fondo de fosas remotas y profundas.

La contaminación plástica no solo afecta el medio ambiente, sino que también obstruye la infraestructura de aguas residuales, presenta riesgos para la salud pública y hace que la recreación y el turismo fluviales sean más difíciles de vender, dijo Colin Wellenkamp, ​​director ejecutivo de la Iniciativa de Ciudades y Pueblos del Río Mississippi.

Está claro que la nueva y creciente escala de la plastificación del mundo requiere nuevos métodos de resolución de problemas. Ya no resultan válidas las viejas tácticas que dependen de los recolectores voluntarios de basura. Los problemas son cada vez más grandes y graves, por lo que son necesarias otras medidas, centradas en la prevención.

Fuente: Revista Science

Fabriciano González

Amante de la informática y de Internet entre otras muchas pasiones. Leo, descifro, interpreto, combino y escribo. Lo hago para seguir viviendo y disfrutando. Trato de dominar el tiempo para que no me esclavice.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

dieciocho − diecisiete =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Botón volver arriba