El Tema

Productos de un solo uso, pero ecológicos

Productos de un solo uso, pero ecológicos

Los tiempos mandan declarar al plástico como el enemigo número uno del planeta. Este tipo de residuos, sobre todo cuando son de solo uso, lo invaden todo, creando un problema descomunal al acumularse en ingentes cantidades en cualquier lugar del mundo, especialmente en los océanos. Solo con el cambio de conciencia y de consumo hacia modelos ecológicos y biodegradables la naturaleza podrá volver a tener una oportunidad

La acumulación de envases de un solo uso ha venido sufriendo un crecimiento exponencial en las últimas décadas, lo cual sería un problema menor si existieran métodos eficaces de gestión, pero estos no llegan a hacerse realidad. Ni se tienen medios para recoger y reutilizar los productos plásticos, ni la gente está concienciada del enorme desafío que supone, ni parece que vaya a ocupar un apartado importante en la agenda política en un futuro cercano.

Por lo tanto, una vez más queda en manos de la sociedad, de cada persona en particular y de la empresa privada, el reducir en lo posible este agente contaminante. Afortunadamente, existen empresas que ya están actuando añadiendo a su stock cubiertos y vasos compostables, servilletas y rollos de papel ecológicos, como Shalbaida, empresa líder en el sector de artículos monouso y para la hostelería.

¿Son biodegradables los plásticos?

Sí, los plásticos pueden ser biodegradables, pero, a pesar de las estupendas cualidades que poseen (barato, resistente, con innumerables aplicaciones…) representa uno de los mayores problemas medioambientales de la actualidad su difícil tratamiento para la biodegradación.

Los plásticos pueden ser biodegradables, con lo que el problema de contaminación se reduciría enormemente, pero necesita de demasiada energía para llevar a cabo este trabajo. Para reciclarlos habría que separarlos y tratar de manera correcta a cada uno de ellos, ya que existen distinta nomenclatura para su adecuado reciclado; PET (Tereftalato de Polietileno), HDPE (Polietileno de alta densidad), PVC (Polivinilo), LDPE (Polietileno de baja densidad), PP (Polipropileno) y PS (Poliestireno).

Los impedimentos que hacen que no se actúe con eficacia en estos procesos son la gran diversidad de tipos de plásticos existentes, la mezcla de sustancias que llevan estos plásticos, la pérdida de calidad en cada reciclado, el esfuerzo que hay que realizar para separar el papel, aluminio, y otros productos que van adheridos al plástico… Los costes de generar plástico nuevo son mucho más bajos que los de reciclarlos, y la falta de infraestructuras, tanto de recogida, como de selección o de manipulación.

Los bioplásticos y plásticos compostables, las alternativas más prometedoras

Los bioplásticos se fabrican a partir de productos procedentes de azúcares, aceites vegetales, almidones… y no de derivados del petróleo. Son la patata, el maíz, la yuca, la caña de azúcar, la soja los alimentos que se utilizan para producir bioplásticos, pero desgraciadamente solo es el 1 % de la producción total a nivel mundial.

Por su parte, los plásticos compostables son aquellos que provienen del compostaje de las plantas, es decir, de la degradación de materiales naturales que se convierten en abono orgánico, útil para enriquecer los suelos con nutrientes. Estos productos vuelven al lugar de donde salieron, produciendo un bien al suelo, ya que al degradarse producen dióxido de carbono, agua, biomasa, compuestos inorgánicos que no dejan residuos tóxicos dañinos.

El plástico compostable proviene de industrias que han sometido a estos materiales a unas condiciones que les confieren propiedades plásticas. El principal problema para hacer útil este tipo de plásticos amigables con la naturaleza son las pocas industrias que existen capaces de llevar a cabo este proceso.

Este hecho solo puede cambiar si aumenta la demanda de este tipo de productos, algo que depende directamente del consumidor que, pensando en lo mejor para la naturaleza, el medioambiente y en sí mismo, elige comprar estos productos.

ShAlbaida.com se adelanta y ya ofrece artículos compostables

Efectivamente, la tienda online ShAlbaida.com especializada en ofrecer todo tipo de productos a hostelería, ya tiene en su stock artículos compostables. Esta ecommerce, líder del sector, se adelanta a las necesidades de las personas, cada vez más concienciadas con el problema ecológico, y colabora para que todos puedan consumir de manera responsable artículos monouso.

Su oferta aumenta hasta un amplio surtido de papel reciclado y productos sin plásticos, con artículos como papel higiénico, servilletas, manteles o papel secamanos. Así mismo, también amplia su catálogo de productos biodegradables, como los mencionados cubiertos, las pajitas y los vasos compostables.

SHAlbaida.com, con esta adaptación a las nuevas demandas de un público exigente que se mueve con los tiempos que les ha tocado vivir, demuestra una vez más estar a la cabeza de su sector. Cubre una necesidad que crece cada día, tanto en el sector profesional como particular, pues la población en general quiere contribuir a mejorar el planeta y elige con mayor atención sus productos de consumo. Además, elige entre las empresas para comprar en aquellas que se considera amigables con la naturaleza, y esto el empresario comienza a entenderlo.

fabriciano

Amante de la informática y de Internet entre otras muchas pasiones. Leo, descifro, interpreto, combino y escribo. Lo hago para seguir viviendo y disfrutando. Trato de dominar el tiempo para que no me esclavice.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Botón volver arriba