El Tema

Qué hacer después de estudiar Medicina

Qué hacer después de estudiar Medicina

La carrera de Medicina es un recorrido largo y extenuante en el que hay que invertir una infinidad de horas en estudiar, en asistir a las clases y a las prácticas. La preparación de los médicos debe ser intachable, al fin y al cabo, está en juego la salud de los pacientes. Aunque todos los profesionales, en cuanto personas que son, tienen derecho a poder equivocarse, no tiene la misma trascendencia e importancia, por ejemplo, el error que pueda cometer un comercial de bebidas espirituosas –sin ánimo de desmerecer esta digna profesión– que el que pueda cometer un médico.

En definitiva, que estudiar Medicina es algo muy absorbente que apenas deja tiempo para nada más. Esta es la razón por la que muchos estudiantes, una vez que han terminado el grado, tras años buceando entre los libros de medicina y estudiando sin parar, pueden llegar a sentir una especie de vacío.

Vamos a ver qué posibilidades se plantean a los recién egresados en Medicina.

Posgrado o máster

A veces, terminar la carrera no significa que se haya acabado el estudio. Los estudiantes de Medicina pueden acceder a un posgrado o a un máster, dos vías que sirven para completar la formación y mejorar ciertos conocimientos que, además, van a ayudar a abrir puertas en el mundo laboral a quienes cursan estas formaciones.

Doctorado

El doctorado es el grado académico más importante que entrega una universidad. Supone un alto nivel de especialización sobre unos temas concretos, lo que, al finalizar el doctorado, te convertirá en un experto y un referente en la materia.

Dependiendo de la carrera universitaria –en este caso, por supuesto, Medicina– su duración será mayor o menor. También influye en el tiempo que debes estudiar un doctorado la universidad en la que lo curses, ya que cada centro educativo cuenta con sus propios estándares.

Formaciones complementarias

La formación que se recibe en las carreras a veces no es todo lo completa que se podría esperar. Por este motivo, puedes optar por profundizar en algunas ramas o campos del saber que te permitan adquirir un conocimiento más preciso y valioso y que sean útiles a la hora de ayudarte a labrar tu camino profesional.

MIR

El examen MIR (Médico Interno Residente) es la prueba que te permite acceder a una residencia, un puesto de especialista médico en formación. Suele ser el camino más común para acceder a una plaza en un hospital o en un centro médico.

Año sabático

Algunos estudiantes necesitan liberar la mente y dejar toda la tensión del estudio atrás. Es por eso que algunos, una vez que se han graduado, optan por tomarse un tiempo para descansar. Lo más habitual es tomarse un año sabático, pero este periodo de desconexión, que debe servirte para crecer como persona y seguir madurando, puede ser mucho más corto –seis meses, un trimestre…–. Aprovecha para viajar, leer, mirar cómics de médicos, hablar con la gente, conocer nuevos lugares, etc. Eso sí, lo importante es que ese tiempo te sirva para recargar energías y para aclarar tu panorama de cara al futuro.

Otros caminos

Puede que tus años de Medicina te hayan servido para darte cuenta que esta profesión no es lo tuyo. Si es así, deberás averiguar qué es lo que, de verdad, te apasiona y tratar de encontrar una salida laboral que esté vinculada con eso que tanto te llama la atención.

Fabriciano González

Amante de la informática y de Internet entre otras muchas pasiones. Leo, descifro, interpreto, combino y escribo. Lo hago para seguir viviendo y disfrutando. Trato de dominar el tiempo para que no me esclavice.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

dieciseis − uno =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.