Batiburrillo.net

Inicio » Curiosidades » Chistes para el finde

Chistes para el finde

Chistes para el finde

Están haciendo una entrevista en la calle y preguntan a una gallega:
– ¿Usted hace el amor a oscuras?
– Uy!, eu fago o amor a os curas, a os mecánicos, a os profesionais en xeral.
———————————————————————-
– Mamá, mamá, ¿cómo es que tú eres blanca, mi papá es negro y yo soy de piel amarilla?
– ¡Ay, hijito, si supieras qué fiesta hubo aquel día, deberías alegrarte de no ladrar!
———————————————————————-
Se hunde el Titanic. El capitán le dice al contramaestre:
– Venga, coja ese pico, rompa la ventanilla, y larguémonos en una barca salvavidas.
– Pero, capitán, aún hay mujeres a bordo…
– Si, hombre, para follar estoy yo ahora.
———————————————————————-
– ¡Lobo, qué orejas más coloradotas tienes!
– Sí…
– ¡Lobo, qué cara más roja tienes!
– Sí…
-¡Lobo, qué hinchadas tienes las venas del cuello!
– Sí…
– ¡Lobo, qué apretados tienes los dientes!
– Caperucita, ¿me quieres dejar cagar en paz?
———————————————————————-
Dos tontos, y uno le pregunta al otro:
– ¿Qué llevas en esa cesta?
Y el otro responde:
– Si lo adivinas, te doy un racimo.
– ¡¡¡Croquetas!!!
——————————————————————-
– Patxi, ¿te das cuenta que estamos discutiendo pudiendo arreglar esto a hostias?
———————————————————————-
– Mamá, mamá, me se cae la baba.
– No hija, será “SE ME”.
– No mamá, te juro que es baba.
———————————————————————
– Doctor, me siento mal, todo me da vueltas, además me arde el corazón.
– Mire Sra., en primer lugar no soy doctor, soy cantinero, usted no está enferma, está borracha y en tercer lugar no le arde el corazón, tiene una teta en el cenicero.
———————————————————————-
– Doctor, doctor, ¿con diarrea me puedo bañar?.
– Hombre, si es abundante…
———————————————————————-
Una chica le dice a su madre:
– Mamá, estoy embarazada.
– Pero hija, ¿dónde tenías la cabeza?
– Sobre el volante del coche, ¿por qué?
——————————————————————-
Esto son dos amigas y le dice una a la otra:
– Oye, ¿tu marido que tal folla?
– Pues chica, no sé, tengo un jaleo… porque unas me dicen que bien, otras que mal…
———————————————————————-
Restaurante de lujo:
– Que tomarán los señores….
– A mi me pone una langosta Thermidor y un cava Juve & Camps reserva de familia.
– ¡Excelente decisión! Y a su señora….
– Póngale un fax y dígale que me lo estoy pasando de puta madre…..
———————————————————————-
Dos caballeros que se movían muy de prisa en el interior de un hipermercado con sus carritos de compra:
– Perdóneme usted; es que busco a mi señora.
– ¡Qué coincidencia, yo también! Estoy ya desesperado
– Bueno tal vez le pueda ayudar. ¿Cómo es su señora?
– Es alta, de pelo castaño claro, piernas bien torneadas, pechos firmes, un culo precioso, en fin, muy bonita… ¿Y la suya?
– Olvídese de la mía, vamos a buscar la suya.
———————————————————————-
Un borracho llega a su casa cantando y haciendo barullo, en eso se asoma un vecino y le dice:
– Psss, no haga bulla que su mujer se va a despertar.
– ¡No se preocupe!, cuando llego así mi mujer y yo jugamos al exorcista
– Ah, si y… ¿cómo es eso?
– Bueno, ella me sermonea y yo vomito.

VER TAMBIÉN:   Del Salón del Libro de Torino

Te recomendamos

Acerca de fabriciano

Amante de la informática y de Internet entre otras muchas pasiones. Leo, descifro, interpreto, combino y escribo. Lo hago para seguir viviendo y disfrutando. Trato de dominar el tiempo para que no me esclavice.

Deja un comentario