De todo

4 tips para el mejor cuidado de la ropa de cama perfecta

4 tips para el mejor cuidado de la ropa de cama perfecta

Tener la ropa de cama ideal, no solo es elegir adecuadamente el estampado, el color o el material del que va a estar fabricada la pieza en cuestión. Podemos decir con total seguridad, que lo más importante es tener un buen cuidado de la ropa de cama para que nos pueda durar mucho tiempo y así disfrutar de ella el máximo posible.

Siguiendo estos sencillos trucos, conseguirás tener tu ropa de cama favorita como el primer día. ¡Empezamos!

El lavado:

A la hora de lavar una prenda, sea cual sea su material, lo primero que tenemos que hacer es prestar atención a las etiquetas de lavado. Allí se nos indicarán las instrucciones para no dañar la prenda y hacer un buen uso de la lavadora. También hay que tener en cuenta, que hay prendas de las que se deberán encargar manos expertas, ¡mucho cuidado con eso!

En el caso de los edredones, lo ideal será que se lave como prenda única dentro del tambor, utilizando un jabón suave y agua fría. Es importante que se aplique un programa de aclarado extra, así evitaremos que el jabón se quede en su relleno. Y, además, la mayoría se pueden secar en secadora, ¡toda una ventaja!

El secado:

En esta parte hay dos variantes, podemos optar por el secado rápido utilizando la secadora, o el secado tradicional, mucho más lento, pero más conveniente a veces.

Si optamos por un secado en secadora, lo más acertado será hacer dos separaciones. Por un lado, separamos las prendas según el material del cual estén fabricadas, para conseguir un secado uniforme y al mismo tiempo. Por otro lado, es importante no juntar prendas muy grandes en la misma tanda de secado ya que, si son de gran tamaño, tienden a enredarse y pueden quedarse zonas de la superficie sin secar.

Si por lo contrario preferimos un secado más tradicional sin usar tecnologías, lo esencial es que la prenda no esté directamente expuesta al sol, ya que la tendencia será la decoloración por la luz. En el caso de las colchas o sábanas, la mejor manera de secarlas es en un lugar donde puedan estar en posición horizontal y totalmente estiradas, de esta manera se secará toda la superficie perfectamente y de una forma uniforme, que teniendo en cuenta su grosor, esto resulta un factor importante.

Planchado:

Esta es una de las tareas que menos nos gusta, por eso siempre intentamos averigua trucos o formas alternativas de hacerla. Sobre todo, una de los materiales que más se nos resiste es el algodón porque tiende a arrugarse con mucha facilidad y siempre ha de pasar primero por la plancha antes de usarlo.

Uno de los trucos más útiles, es evitar utilizar altas temperaturas y hacer pasadas rápidas a la hora de pasar la plancha por la prenda. Pero, sobre todo, lo mejor es planchar utilizando vapor. La humedad del vapor hará que la arrugar se “ablande” un poco dejando que la manejes más fácilmente. Si tu plancha no es de vapor, puedes sustituirlo pulverizando un poco de agua sobre la prenda, ¡te dará el mismo resultado!

Leer también

Etiquetas

fabriciano

Amante de la informática y de Internet entre otras muchas pasiones. Leo, descifro, interpreto, combino y escribo. Lo hago para seguir viviendo y disfrutando. Trato de dominar el tiempo para que no me esclavice.

Deja un comentario