Imaginación

Cuando la Imaginación marca el ser y el estar

Si estáis dispuestos a utilizar vuestro tiempo, os invito a leer lo que propongo a continuación, incluidos todos los artículos que enlazo. La Imaginación está presente en todos ellos.

Cuando la Imaginación marca el ser y el estar

La Imaginación, con mayúsculas, marca el ser y el estar de muchas personas. Estuvo y está a la orden del día por parte de todas aquellas y aquellos que no se conforman con lo simple. Activan la parte del cerebro adecuada para crear momentos en los que prima la originalidad.

Llevo un buen rato revisando artículos que tengo recogidos en la categoría Imaginación dentro de Batiburrillo. Empecé por el final, buscando los que inciden notablemente en el tema. Entre ellos no hay relación aparente, al menos en principio, pero todos tienen un denominador común, el que presuponéis.

Hablamos de bacterias que juegan con las matemáticas, exponemos una serie de respuestas disparatadas a preguntas de Historia y Geografía realizadas en exámenes de ESO, mostramos un grupo de refranes para cultos, desgranamos una serie de definiciones atribuidas a Charles Chaplin en las que lo original ocupa una destacada posición, y presentamos el texto del recurso que un ciudadano presentó ante el Juez. Tomaros un poco de tiempo y disfrutad con los artículos. Merece la pena.

Bacterias que resuelven complejos problemas matemáticos

Desde que los ordenadores aparecieron en nuestras vidas, las personas, algunos hombres y mujeres, son o somos capaces de utilizarlos para que efectúen complicados cálculos matemáticos en cortos periodos de tiempo. Algo que, habitualmente, requeriría el trabajo de varias personas durante muchos días utilizando, además de los clásicos papel y lápiz o bolígrafo, potentes calculadoras. Pero hay personas que no se conforman con otorgarle a las células de silicio, las que conforman el cerebro de los ordenadores, esa alta y exclusiva capacidad de cálculo.

Disparates en Sociales

Seguimos con el mismo tema, las barbaridades, o mejor “burradas”, que algunos alumnos de ESO ponen en los exámenes. En este caso están referidas a la Historia y Geografía en el sistema educativo actual, compiladas y fundidas en el área de Sociales, o mejor Conocimiento del área Natural y Social. Para nosotros Historia se escribe con mayúscula y para estos estudiantes es con minúscula. Nos referimos a esa disciplina en la que todo es posible, en la que se puede decir cualquier cosa. Todo es válido: ¿alguien es capaz de discutirlo?

Refranero para cultos

Hay dos formas de ir al grano: directamente o dando rodeos que complican el recorrido. Dicen que la cultura está para todos pero que solo un reducido grupo, los cultos, son capaces de asimilarla, diseccionarla, cambiarla y ampliarla. El refrán está entre nosotros desde el origen de los tiempos. No es necesario ser lectores empedernidos para que un refrán se transmita de generación en generación, generalmente no son los libros los vehículos de transmisión. Los refranes son frases cortas que encierran una gran sabiduría, la sabiduría del vivir cotidiano. Lo que os ofrecemos a continuación son refranes retocados que en parte pierden su sutileza pero que dan rienda suelta a la originalidad. Son expresiones rebuscadas, pensadas para todos los que quieran descubrir y analizar la riqueza del lenguaje.

Cuando me amé de verdad

Las definiciones que os mostramos a continuación se le atribuyen a Charles Chaplin, el irrepetible Charlot. Actor, director, escritor, productor y compositor, nacido en Londres a finales del siglo XIX, en 1889, y fallecido en 1977. Es uno de los grandes genios del cine. Su personaje Charlot, un vagabundo de maneras refinadas y de alto sentido de la dignidad, ha quedado grabado en la retina de todos nosotros. La auto estima, la autenticidad, la madurez, el respeto… surgen de «Cuando me amé de verdad«. Lee y reflexiona.

Cómo se recurre una multa

Si he de ser sincero, a mí también se me ocurrió en más de una ocasión hacer un recurso como el que viene a continuación, pero no tuve oportunidad de llevarlo a cabo ya que nunca me pusieron una multa por superar la velocidad máxima. Recuerdo, de mis tiempos de estudiante, que había que conocer tres sistemas de unidades físicos: CGS (cegesimal), Internacional y Técnico o Terrestre. En los últimos, Internacional y Técnico, la unidad de medida de la velocidad era el metro por segundo. ¡Léete el recurso!

Etiquetas

fabriciano

Amante de la informática y de Internet entre otras muchas pasiones. Leo, descifro, interpreto, combino y escribo. Lo hago para seguir viviendo y disfrutando. Trato de dominar el tiempo para que no me esclavice.

Artículos relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Botón volver arriba
Cerrar