Imaginación

Asco de Vida, ¿o no?

¿No sabes qué hacer? Ten en cuenta la propuesta que te hacemos a continuación y descubre lo que otros cuentan. Hay muchos mensajes en los que prima el humor.

Asco de Vida, ¿o no?

Asco de Vida recoge anécdotas que han arruinado tu día. ¿Por qué guardártelo para ti cuando puedes sacar una sonrisa a miles de personas? Tu desgracia puede ser nuestra gracia. ¡Envíanos tu ADV, es fácil, rápido y no requiere registro!

Así nos presentan sus autores el sitio, un espacio en el que pasar un buen rato, un lugar para sonreír o para reírse a carcajadas. Asco de Vida surgió hace más de diez años inspirándose para ello en Vie de merde, un sitio francés en el que se cuentan historias de la vida cotidiana. La idea que sirve de motor a ambas webs es atractiva. Si quieres participar, cuenta una anécdota. No tienes por que ser tú el protagonista. ¡Atrévete!

¿Cómo empezar?

Solo necesitas registrarte como miembro de Asco de vida para formar parte del grupo. A partir de ese momento puedes contar historias. Hazlo para que los demás se diviertan, llévales la alegría al cuerpo, haz que se olviden durante unos momentos de las dificultades para salir adelante, para vivir el día a día.

Es un espacio ideal para utilizar en los tiempos que estamos viviendo. En las redes sociales, tanto en Twitter como en Facebook, hay muchas personas que se dedican solamente a contar mentiras y a insultar. Solo persiguen un fin: crear malestar.

¿Qué puedes encontrar?

En Asco de Vida puedes empezar dándote una vuelta por el sitio, leyendo las últimas historias, o accediendo directamente a alguna de las categorías que encontrarás en el margen derecho. La amistad, el amor, el dinero, la familia, la salud, el sexo, el trabajo, así va España, o cualquier otro apartado que no aparece en el grupo, puede servir de punto de partida para tu primer viaje. Seguro que no saldrás defraudado.

Más…

Alguno/a dirá que no es verdad lo que he dicho en la última frase del párrafo anterior, que él sí se ha sentido defraudado, que hay cosas que no se deben contar y que algunas personas no tienen ningún pudor.

Seguro que en parte tienen razón, que no se debe contar todo. Son muchos los que, basándose en el anonimato, hablan lo que no debían hablar. También hay unos cuantos que poseen mucha imaginación, que no tienen reparo en inventar, en contar mentiras, pensando que habrá incautos que las considerarán verdades. Pero no por ello podemos renunciar a navegar por las páginas que nos ofrecen los responsables de Asco de Vida, y hasta, si se da la circunstancia, colaborar con nuestra pequeña historia.

Acceso

Para conseguir lo que proponemos hay que acceder a Asco de Vida.

Etiquetas

fabriciano

Amante de la informática y de Internet entre otras muchas pasiones. Leo, descifro, interpreto, combino y escribo. Lo hago para seguir viviendo y disfrutando. Trato de dominar el tiempo para que no me esclavice.

Artículos relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Botón volver arriba
Cerrar