Inicio » Varios » Observatorio » El bebé y el móvil

El bebé y el móvil

No, no estamos obsesionados con el tema aunque parezca lo contrario. Ya sé que hemos escrito unos cuantos artículos sobre el tema y seguiremos en la misma línea, porque sabemos que lo que nosotros y otros digan no tendrá valor para unos cuantos (¿muchos?) padres. Algunos seguirán comprando a sus hijos un teléfono móvil inteligente cuando acaban de dejar el chupete o aún no lo han dejado. Por mucho que se les diga, que se les hable de los riesgos que entraña para un niño o un adolescente el uso de esos dispositivos, no son capaces de entenderlo o no quieren enterarse. Así tienen a su niño o niños entretenidos. Es lo más fácil y más cómodo.

  Dzone, enlaces para desarrolladores

Un bebé con móvil

La foto que os ofrecemos a continuación tiene un doble significado, podemos entenderlo como una confirmación de nuestras palabras o justo lo contrario, como una crítica a todos los padres que dejan que sus hijos se auto-eduquen. Entiéndelo como quieras, los dos significados son válidos, ambos inciden sobre lo mismo.

El bebé y el móvil

Que el niño está dando la tabarra y la televisión no lo entretiene, pues le doy el móvil… Es la mejor medicina. El crio deja de llorar, y yo sigo a lo mio. Empieza a tocar los botones. Hasta le hace una foto al gato, que pasaba por allí, y cuando adquiere cierta soltura es capaz de enviar un WhatsApp, no importa que no sepa escribir. Son los primeros pasos para convertirse en un móvil dependiente, para comenzar a correr riesgos innecesarios, los que surgen tras registrarse y viajar por las redes sociales y servicios similares. Las consecuencias las conocemos todos… y hay muchas más.

  No caigas en el engaño, no puedes espiar a tus contactos a través de WhatsApp

He encontrado la foto en Daily Pics and Flicks

Artículos relacionados

Acerca de fabriciano

Amante de la informática y de Internet entre otras muchas pasiones. Leo, descifro, interpreto, combino y escribo. Lo hago para seguir viviendo y disfrutando. Trato de dominar el tiempo para que no me esclavice.

Puedes leer también

¡Manda carallo!

¡Manda carallo!

Es una expresión típica de los gallegos. La pronunciamos cuando algo nos causa extrañeza, porque …

Deja un comentario