Ciencia y tecnología

El hombre y la Biología

Está claro que la Biología actual no puede desdeñarse a la hora de comprender el devenir del hombre. Algunas de las cuestiones que relacionan Biología y hombre están planteadas a continuación.

El hombre y la Biología

Como los demás seres vivos, el organismo humano necesita tomar del ambiente la materia y energía suficientes para llevar a cabo las funciones vitales. Como los demás animales, debe alimentarse con sustancias orgánicas previamente sintetizadas por otros seres vivos.

En última instancia, toda la materia orgánica y la energía precisa para su síntesis proviene de las plantas y microorganismos capaces de asimilar la energía solar, de convertir la materia inorgánica en orgánica.

Diversas técnicas químicas y biológicas han permitido ya mejorar el rendimiento de esos procesos básicos, y esperamos obtener nuevas mejoras mediante técnicas de ingeniería genética. La Biología actual contribuye así a solucionar el grave problema de cómo alimentar a los varios miles de millones de personas que habitan el planeta.

Biología y energía

En otro campo, el de la energía, la Biología también tiene algo que decir, dado que el agotamiento de las fuentes no renovables de energía, como el carbón y el petróleo, está impulsando el desarrollo de tecnologías biológicas para obtener energía útil a partir de la energía solar.

Las actividades en las que se emplea toda esa energía producen sustancias de desecho cuya acumulación en el ambiente provoca alteraciones del delicado equilibrio establecido entre las distintas clases de seres vivos que conviven en el planeta.

Conscientes de que del mantenimiento de los equilibrios ecológicos depende nuestra propia subsistencia, la Biología trata de evaluar el impacto de las actividades humanas sobre el ambiente y busca el modo de corregir sus efectos negativos.

Biología y enfermedades

Muchas enfermedades humanas y de plantas y animales útiles están causadas por parásitos. La Biología actual estudia los mecanismos de defensa naturales frente a estos parásitos y busca métodos complementarios de defensa.

Desde el descubrimiento de los antibióticos clásicos, como la penicilina, hasta los estudios sobre el interferón —una sustancia antiviral, que también podría tener aplicación en la lucha contra el cáncer—, los biólogos han acumulado un amplio arsenal de armas químicas. El empleo masivo de fungicidas e insecticidas químicos ha planteado, a su vez, graves problemas ecológicos.

La evolución de los organismos

Los procesos de desarrollo y diferenciación, mediante los que se forma cada organismo pluricelular y se regeneran sus partes perdidas o desgastadas, son sendos enigmas que la Biología actual trata de descifrar.

Entender los mecanismos que controlan la proliferación celular sería importante para avanzar en la curación de los cánceres —proliferaciones celulares incontroladas— y en la de las enfermedades provocadas por el desgaste normal de los órganos.

Machos y hembras

La Biología actual ha logrado esclarecer por qué unos individuos se desarrollan como machos y otros como hembras. También se conocen las leyes que rigen la transmisión de factores hereditarios de padres a hijos, lo que permite desde predecir si los futuros hijos de cierta pareja serán susceptibles de padecer hemofilia hasta mejorar la producción de leche por las vacas.

Ya se han logrado ranas y ratones clónicos, genéticamente idénticos entre sí. La posibilidad de aplicar la clonación a nuestra especie nos pondrá en el futuro ante la grave responsabilidad de ser la primera especie que pueda controlar su patrimonio genético y el de las otras especies.

El sistema nervioso

El grado de desarrollo del sistema nervioso humano es excepcional. Estamos aún lejos de comprender cómo funcionan los sistemas nerviosos más sencillos: pero la investigación en este campo no cesa. Esperamos que nos ayude a encontrar la base de ciertos comportamientos patológicos, y a resolver el viejo y apasionante problema de la relación entre el cerebro y la conciencia humana.

Aunque nuestra especie exhibe rasgos muy peculiares, como la capacidad de pensar en términos abstractos, sospechamos que ha aparecido, como en demás especies, por evolución a partir de otras precedentes. La evolución, es el campo de la Biología actual que más ha influido en la idea que los hombres se hacen de sí mismos y de la realidad circundante.

Conclusión

En resumen: si la humanidad quiere conservar y mejorar su vida y entenderse mejor a sí misma y al resto del Universo, no puede ignorar los datos de la Biología actual. Entre la serie de cuestiones que nos podemos plantear hay una que destaca sobre las demás: ¿qué es la vida?

Fuente: Temas Clave de Aula Abierta Salvat – Biología hoy Publicado en el año 1981
Autor: Juan Ramón Medina Precioso

Fabriciano González

Amante de la informática y de Internet entre otras muchas pasiones. Leo, descifro, interpreto, combino y escribo. Lo hago para seguir viviendo y disfrutando. Trato de dominar el tiempo para que no me esclavice.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

6 + 14 =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Botón volver arriba