Inicio » Varios » Observatorio » El vestido inteligente y el acoso a los obesos

El vestido inteligente y el acoso a los obesos

Acabo de iniciar un viaje, sin ton ni son, por la Web. Sólo intento descubrir lo último que se publique y que pueda resultar interesante para todos vosotros. Aunque se trata de algo que realizo a diario con el fin de encontrar información para mis artículos, hasta ahora no me había decidido a publicar muchos de mis descubrimientos, pero hoy quiero dar vida a ese tipo de viajes. Tras el primero vendrán otros. En todos ellos trataré de mostrar lo que se encuadra dentro del campo de la tecnología y temas anejos, aunque también me voy a permitir salirme del tema.

Vestido de sinapsis

El vestido inteligente

La moda y la tecnología van a ir de la mano a partir de ahora. Eso es lo que pretende Intel, la empresa líder en el terreno de los procesadores, al presentar un vestido creado con un sistema de impresión 3D. El tal atuendo, bautizado como vestido de sinapsis, lleva inmersa una diadema que se ocupa de leer las ondas cerebrales de la mujer que lo lleva encima, tras efectuar un monitoreo encefalográfico. Según el nivel de atención de la portadora del invento, se encenderán más o menos luces. Además es posible enfocar y poner en acción una cámara de vídeo que se encuentra en la parte central del pecho de la muchacha, con el fin de captar todo lo que gira alrededor.

  Personas atrapadas en contenedores de basura

Puedes leer el artículo completo si acedes a The Intel smart dress: Are you bold enough to wear it? (en inglés)

El acoso a los obesos

El acoso a los obesos

Según un reciente estudio realizado en el Reino Unido, el acoso a las personas obesas, criticándolas por no cuidarse y por no tratar de disminuir su peso, no actúa como se creía o debiera sino justo lo contrario. En vez de disminuir de peso, lo aumentan. Las personas sometidas al estudio, cerca de tres mil adultos, se habían enfrentado a acoso y discriminación debido a su peso, por parte de amigos y conocidos, en la calle, en tiendas y en restaurantes. Algunos, los menos, sólo un 5%, se habían avergonzado por su exceso de grasa, y buscaron métodos para disminuir el peso. La mayoría dijeron que las críticas, en vez de avivar la búsqueda de soluciones, actúan en sentido opuesto, por culpa de ellas no son capaces de llevar a buen fin sus pretensiones. Tras iniciar un proceso de pérdida de peso, los insultos y acosos, les obligan a dejar en suspenso su esfuerzo. En sus comentarios hablan también del trato irrespetuoso de médicos y terapeutas.

Para leer el artículo completo accede a ‘Fat Shaming’ May Actually Lead to Weight Gain (en inglés)

Artículos relacionados

Acerca de fabriciano

Amante de la informática y de Internet entre otras muchas pasiones. Leo, descifro, interpreto, combino y escribo. Lo hago para seguir viviendo y disfrutando. Trato de dominar el tiempo para que no me esclavice.