Juegos

Elden Ring y el encanto de From Software

A no ser que hayas estado viviendo en una cueva, en los últimos meses han salido unos cuantos juegos nuevos (y actualizaciones muy esperadas) con unas promociones muy atractivas. Probablemente, el que has visto más a menudo en Twitch o YouTube, mientras buscabas una forma simple de conseguir un bono para tu casino favorito, sea el juego de Elden Ring. No es para menos, claro: el título de From Software llegaba con la satisfacción de ser el primero del desarrollador japonés… pero es que además ha influido la mano del gran escritor George RR. Martin. Bueno, si no conoces a este escritor a estas alturas, no es que hayas estado viviendo en una cueva, es que quizá has estado de viaje por otro planeta. Ahora mismo, Elden Ring es ya el juego más vendido del año en Estados Unidos (y va camino de serlo también en España). Pero, ¿qué tiene de especial? ¿Qué tienen los títulos de From Software para enganchar tanto?

Una dificultad endiablada

Los juegos de From Software no se han distinguido nunca por ser precisamente accesibles. A fin de cuentas, tenemos el ejemplo de la saga Dark Souls, considerada por mucha gente como una de las más difíciles de la historia.

Elden Ring y el encanto de From Software

Es más, no solo Dark Souls está considerada como una de las sagas más difíciles, sino que encontramos unos cuantos juegos de From Software que encabezan el “top 10” de muchas listas: Bloodborne, Sekiro: Shadows Die Twice o Demon’s Souls. Estos son algunos títulos que hacen lo contrario que el sol: afectan tanto a tu estado de ánimo (para mal) después de palmar 200 veces contra el mismo enemigo, que te entran ganas de tirar el mando contra la pared. Sin embargo, su popularidad es enorme y, de hecho, algunos títulos de la desarrolladora japonesa están considerados como juegos de culto. ¿Por qué le gustan tanto a la gente? Bueno, podríamos decir que el desafío es bastante atractivo. Es muy gratificante superar a un enemigo que ha acabado contigo en tantas ocasiones que no puedes ni contarlas, solo a base de mejorar en el juego (el famoso “git gud” del que tanto hablan). Además, son juegos donde la pura habilidad se premia y donde, por lo general, ser capaz de llegar al final es una proeza que no consiguen, al menos, tres cuartas partes de los jugadores y jugadoras. Incluso hay gente que es capaz de pasarse el juego sin recibir un solo golpe… ¡una auténtica locura!

El señor del anillo

Hablando del título que nos ocupa, es imposible no admitir que From Software lo ha vuelto a hacer. Es un juego tremendamente difícil, que puede llevar bastante tiempo para dominarlo, pero puede que sea más accesible que otros de los anteriormente mencionados. No, no nos hemos vuelto locos por aquí.

El señor del anillo

Hay dos aspectos que distinguen a Elden Ring de los anteriores títulos de From Software. El primero es que es un juego de mundo abierto, es decir, que la acción tiene lugar en un entorno que podremos explorar (más o menos) a nuestro aire. Si un enemigo se nos atraganta, podemos ir a buscar rivales más asequibles, subir de nivel y volver a intentarlo más adelante. El segundo aspecto es que, por primera vez, tendremos disponible un caballo con el que recorrer el mundo a mucha mayor velocidad. Lo cierto es que morir en, por ejemplo, Dark Souls era una faena, sobre todo porque muchas veces no había una hoguera cerca y tocaba dar un paseo considerable. Morir en Elder Ring (y moriréis, ¡ya lo creo que moriréis!) es ligeramente menos frustrante por este motivo.

Si todavía no lo has probado, desde aquí te lo recomendamos encarecidamente.

Fabriciano González

Amante de la informática y de Internet entre otras muchas pasiones. Leo, descifro, interpreto, combino y escribo. Lo hago para seguir viviendo y disfrutando. Trato de dominar el tiempo para que no me esclavice.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.