Juegos

Los nuevos hábitos online que han generado la pandemia y el confinamiento

Muchos aspectos de nuestra vida cotidiana se han visto alterados por la llegada del Covid-19. Desde la forma en que nos vinculamos con nuestros seres queridos, el trabajo desde casa, hasta los hábitos frente a la pantalla. En el siguiente artículo nos centraremos en pensar cuáles de esas costumbres han llegado para quedarse.

Los nuevos hábitos online que han generado la pandemia y el confinamiento

En ninguna agenda política o privada figuraba que pasaríamos el último año y medio siguiéndole el ritmo a una pandemia inédita en la historia contemporánea. Desde la llegada del Covid-19 a nuestras vidas, todo se ha transformado por completo: la manera en la que hacemos ejercicio, cómo nos relacionamos con nuestros seres queridos, de qué manera llegamos a cabo nuestros trabajos e incluso los hábitos online que mantenemos en nuestros tiempo libre. En ese sentido, muchos expertos habían vaticinado que el 2020 sería el año del gran salto tecnológico, y eso fue así aunque quizás no de la manera en la que se pensaba en un principio. La necesidad de mantenerse conectado con nuestros afectos y tareas cotidianas llevó a que la influencia de la tecnología fuera en franco aumento.

En ese sentido, muchas costumbres se transformaron, abriendo la puerta a nuevas unidades de negocios y a la actualización de otras. Por ejemplo, podemos hacer referencia a uno de los booms económicos dentro de una época oscura para la economía: las apuestas deportivas. Hoy en día, una parte importante de la sociedad posee una aplicación de apuestas deportivas (tanto en su versión para Android como en su versión para IOS). El mayor tiempo en los hogares sirvió para dejar de lado ciertos prejuicios en torno a este tipo de sitios, además de la necesidad de agregarle pasión y adrenalina a los eventos deportivos a distancia sin la posibilidad de acompañar a nuestros equipos o atletas favoritos.

Algo similar ocurre si analizamos el boom de las criptomonedas en todo el mundo. La cantidad de personas que se han volcado por este activo financiero 100% digital es sorprendente si repasamos los últimos meses. En ese sentido, una de las primeras conclusiones que se ha podido sacar en limpio de la pandemia es que ha servido para que millones de personas sacaran jugo al confinamiento y fortalecieran su educación financiera, pudiendo operar en diversos mercados sin necesidad de intermediarios ni servicios especializados. Ahora, muchos jóvenes disponen de su tiempo y de sus ahorros con mayor soltura que antes.

En esa misma línea, podemos asegurar que el vínculo de las nuevas generaciones con el dinero y el empleo también se ha visto modificado de gran manera por la pandemia. La posibilidad de aceptar el teletrabajo no como una excepción, sino como una norma, permite que la oferta de empleos se multiplique a gran escala, pudiendo prestar servicios profesionales a diversas partes del planeta, lo cual muchas veces aumenta las probabilidades de percibir un mejor salario, así como también realizar las tareas que más le agradan al trabajador.

En ese sentido, la omnipresencia de las nuevas tecnologías y comunicaciones en la vida cotidiana ha dado un salto enorme en este último año y medio. Aunque los planes de vacunación avancen en todo el mundo y se empiece a pensar en la vida pospandemia, lo cierto es que la influencia del mundo digital no se modificará en absoluto. Por ejemplo, el fenómeno de las billeteras virtuales también puede explicarse por este último tiempo: ante la imposibilidad de circular de las personas y los bienes, todas las alternativas digitales pudieron ser un excelente sustituto.

Otro gran hábito que se incorporó por la pandemia, y vinculado al fenómeno de las billeteras virtuales, es el de las compras en línea. Si bien puede no parecer una gran novedad, el comercio electrónico creció en cuestión de meses lo que se esperaba que creciera en años debido al confinamiento. Así, muchos negocios debieron que readaptar su estructura para satisfacer una demanda online mucho más grande que la que podían llegar a esperar. Especialistas dentro de la materia afirman que es probable que, a pesar de una reapertura masiva, muchas personas no abandonen más este hábito de comprar desde el hogar todo tipo de productos: desde muebles para el hogar hasta las compras del mercado.

En la misma sintonía que todo lo expuesto hasta el momento, otra de las grandes ganadoras de este tiempo excepcional ha sido la educación a distancia: muchas carreras han logrado adaptarse en tiempo récord a una nueva forma de pensar la formación de futuros profesionales. Así, también se ha democratizado el acceso a muchos cursos, los cuales ahora se pueden realizar desde toda parte del mundo, representando un costo mucho menor para los y las estudiantes.

De esta manera, podemos asegurar que uno de los efectos principales de la pandemia, además de sus serias consecuencias a nivel sanitario y económico, ha sido la penetración final de las nuevas tecnologías dentro de hábitos y terrenos a los que nunca antes había logrado llegar, o al menos no con la fuerza actual. Si cada vez pasamos más tiempo delante de una pantalla, ahora lo hacemos con una mejor calidad: trabajar, estudiar, invertir e incluso vivir la adrenalina de las apuestas, todo es posible con un dispositivo móvil y una buena conexión a internet. Lo que vendrá seguramente intensifique aún mucho más esta tendencia que a simple vista ya parece irreversible.

Fabriciano González

Amante de la informática y de Internet entre otras muchas pasiones. Leo, descifro, interpreto, combino y escribo. Lo hago para seguir viviendo y disfrutando. Trato de dominar el tiempo para que no me esclavice.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

1 × 1 =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Botón volver arriba