Otros

Tecnología monetaria para la fabricación de billetes y monedas

Tecnología monetaria para la fabricación de billetes y monedas

Desde la antigüedad, el dinero es una fuerza invisible que permite el intercambio de bienes y servicios de la comunidad de una manera ágil y precisa. A lo largo de los años, el dinero no solo ha cambiado de manos, sino que ha ido evolucionando y adquiriendo diferentes formas, ya que su principal objetivo es ser un medio de pago.

Con el avance de la tecnología y del mundo digital las formas de realizar transacciones han cambiado drásticamente. En países como China, por ejemplo, los smartphones se han convertido en el primer medio para realizar compras.

Si bien cada vez recurrimos a los canales digitales, aún se mantiene la tradición de utilizar el sistema de créditos físicos, es decir, pago en efectivo a través de monedas y billetes. A continuación explicaremos el innovador proceso de fabricación de billetes:

Producción y reserva de billetes

En primer lugar, se realiza un cálculo del número de billetes que se necesitan cada año. Según el Banco Central Europeo (BCE), la producción de los bienes es un esfuerzo de los Bancos Centrales Nacionales (BCN) y del mismo BCE.

El número de billetes nuevos que se fabrique debe ser suficiente para poder sustituir los billetes que no están aptos para la circulación, así como la satisfacción de los aumentos de la demanda previstos y hacer frente a los aumentos de demanda imprevistos.

Los Banco Centrales Nacionales son los encargados de elaborar las previsiones de demandas de billetes en euros relativas al año siguiente, mientras que el BCE calcula una previsión central. Bajo la supervisión del BCE, los BCN redistribuyen los billetes para evitar escasez o excedentes en un país

Proceso de impresión

Para la impresión de billetes, se utilizan tintas especiales y técnicas de impresión calcográfica y serigrafía. Además, los billetes en euros incorporan una serie de medidas de seguridad avanzadas. Gracias a estas medidas, los detectores de billetes falsos certificados por el Banco Central Europeo identifican la autenticidad del euro sin margen de error.

Para la producción eficiente de los billetes en euros, los distintos BCN comparten las tareas de impresión. Por su parte, el BCE asigna volúmenes de producción, que suministran una proporción determinada de la producción anual total de una o más denominaciones.

La producción es distribuida en fábricas de alta seguridad y posteriormente se distribuyen a los distintos BCN. Con este sistema de gestión, se asegura un nivel de calidad a través de pruebas que garantizan que los billetes de la misma denominación sean idénticos indistintamente de su lugar de producción.

Reserva estratégica

El Eurosistema tiene reservas logísticas y una reserva estratégica. Esta última es utilizada en circunstancias excepcionales, es decir, cuando las reservas lógicas sean insuficientes para hacer frente a un incremento imprevisto de la demanda de billetes, o en caso de una interrupción repentina del suministro.

En circunstancias normales, la reserva logística satisface la demanda de los billetes a fin de sustituir los devueltos que no son aptos para circulación por su calidad insuficiente y atender los aumentos de circulación previstos.

Fabriciano González

Amante de la informática y de Internet entre otras muchas pasiones. Leo, descifro, interpreto, combino y escribo. Lo hago para seguir viviendo y disfrutando. Trato de dominar el tiempo para que no me esclavice.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

2 × tres =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.