El Tema

10 Consejos para encontrar empleo en Linkedin

10 Consejos para encontrar empleo en Linkedin

Pero vamos a ver… ¿Para qué quieres un perfil de LinkedIn?

Si tu respuesta es “no lo sé” o “por tenerlo”, quizás deberías preguntarte un poco más.

Si en cambio tu respuesta es algo más concreta como: “quiero encontrar empleo”, “estar en contacto con gente de mi sector”, “enterarme de webinars, formaciones y eventos profesionales”, “seguir a mi empresa”… o respuestas similares, entonces has llegado al lugar correcto.

¡Vamos a ello!

En este artículo te damos algunos consejos para encontrar empleo en LinkedIn o mejorar el que tienes.

1. Orienta tu perfil a tu público

Si quieres aprovechar LinkedIn como una plataforma de búsqueda de empleo, tienes que definir quién es tu público objetivo. Es decir, pensar a qué personas o empresas debes orientar tu perfil para conseguir lo que quieres.

Para definirlas, piensa en:

  • Tu profesión: Tu perfil profesional hará que conectes con personas afines a ti, descubrirás en qué empresas trabajan, qué habilidades tienes, en qué eventos o formaciones participan… y te permitirá hacer networking y conectar.
  • Tu sector: La experiencia profesional en un determinado sector aumenta las posibilidades de que te contraten en ese mismo sector o en uno afín. Si lo que quieres es cambiar de sector, piensa en cómo trasladar las “peculiaridades” propias del sector que dominas y haz tu perfil más generalista. Finalmente, si tienes precisamente un perfil generalista, valora cómo adaptarlo a cada campo o empresa en concreto, buscando similitudes entre lo que conoces y lo que deseas conocer.
  • Tus motivaciones: Puede que lo que quieras sea un cambio, ya sea de profesión o de sector. ¡Nada es imposible! Seguramente un proyecto de cambio o ruptura será algo más complicado. Conviértelo en más fácil o por lo menos más asequible analizando qué puedes aportar después de toda tu trayectoria.

Analizar tu profesión, tu sector o tipos de empresa y, finalmente, tus motivaciones, te ayudará a construir tu perfil acorde a ellos.

2. Cuidado con la foto que eliges

¡Recuerda que LinkedIn es una red profesional! Elige una foto de perfil que transmita quién eres profesionalmente hablando. No es necesario que “salgas trabajando”, simplemente que se te vea “profesional”.

¡Quedan terminantemente prohibidas fotos con gafas de sol, fotos de orla o de boda! Medio bromeamos… Nuestro consejo es que busques una foto de medio plano, con fondo blanco, en la que tengas aspecto de cualquier día de trabajo… y en la que sonrías un poquito.

3. Escribe un titular convincente

Si fueras una película, ¿cuál sería tu título? Vale. No nos pasemos de creativos/as… Piensa una frase breve que explique a qué te dedicas o utiliza las palabras clave o keywords con las que quieres posicionar.

Recuerda que el espacio del titular es reducido. ¡Sé breve y haz que “enganche”!

4. Crea un extracto de perfil diferenciador

¡Aquí ya tienes algo más de margen para contar tu historia! Este apartado correspondería al apartado de Perfil profesional de tu currículum y es tu oportunidad para “ser algo más que un currículum”.

Resume tu trayectoria, pero hazlo aportando valor con lo que cuentas y con el tono en que lo cuentas. Habla de tu trayectoria formativa, profesional, de tus principales habilidades y de tus logros. Los mejores, los más importantes. Consigue que el que lea tu perfil quiera seguir leyendo.

5. Configura tu perfil para que los técnicos de selección sepan que estás abierto a nuevas ofertas de empleo

¡Esta es buena! No es una súper novedad porque ya hace algún tiempo que existe esta opción y desde aquí te la recomendamos. Se trata de “marcar” que estás “open to work” -así se llama la etiqueta que aparecerá en tu perfil y que sólo verán los/las recruiters-.

Deja claro que sí, que efectivamente estás en proceso de búsqueda o cambio profesional y, ante la duda, los y las recruiters optarán por contactarte. De hecho, alguno de los filtros que se pueden aplicar desde LinkedIn para recruiters incluyen seleccionar por esta variable.

Te dejamos más información para que sepas cómo indicar en Linkedin que buscas trabajo.

6. Incluye palabras clave

¡Casi te diríamos que abuses de ellas! ¿Por qué?

En primer lugar, porque si alguien llega a tu perfil debe de entender qué haces, a qué te dedicas, cómo trabajas…. y las palabras clave le darán la certeza de que cumples con “lo esperado” y además te diferencian del resto porque utilizarás algunas que no son tan comunes como otras.

Incluye siempre palabras clave propias de tu profesión y sector, y diferénciate gracias a aquellas que son más específicas de ti.

En segundo lugar, volviendo a la perspectiva del recruiter, el uso de palabras clave te hará aparecer en más búsquedas o, en el caso de que envíes tu candidatura y ésta sea revisada y evaluada, tendrás más probabilidades de pasar el primer filtro de “lectura en diagonal” gracias a ellas.

7. Solicita recomendaciones

¡Lo que sí que es clave es que otras personas hablen de ti! Aprovechar este apartado de LinkedIn hace que tu perfil sea realmente mucho más que un currículum digital.

Seguro que a lo largo de tu trayectoria has coincidido con gente maravillosa de la que guardas buen recuerdo y viceversa. Lo interesante es ir construyendo este apartado a medida que se dan estas coincidencias, pero si no lo has hecho, siempre estás a tiempo de empezar.

¡Hazlo! Aporta muchísimo. Puedes encontrar tips para conseguir recomendaciones en Linkedin aquí.

8. Busca ofertas de empleo y activa alertas de búsqueda

Una vez tengas tu perfil a punto, puedes empezar a hacer búsqueda activa a través de las ofertas de trabajo publicadas en la plataforma.

Y cuando decimos “perfil a punto” nos referimos a que tengas cumplimentados los apartados principales: datos de contacto, foto de perfil (y foto de fondo preferiblemente), titular, extracto, formación, experiencia y principales habilidades. El resto de apartados los puedes dejar para un poco más adelante. No lo eternices, pero puedes esperar.

El caso es que de cara a hacer búsqueda de las ofertas, podrás seleccionar por cargo, palabras claves, localización, etc. y tendrás la opción tanto de guardar cada una de las búsquedas que hagas como de activas alertas y recibir así antes que otras personas todas aquellas ofertas que pueden ser de tu interés.

9. Contactos de valor y empresas diana

Los contactos de valor son aquellas personas que pueden abrirte la puerta a nuevas oportunidades. Ya sea porque tienen un perfil profesional similar al tuyo y pueden “referenciarte” llegado el caso, o incluso personas que ocupan puestos clave en empresas susceptibles a contratarte porque trabajan en departamentos de Personas, o bien como Responsables de departamentos en los cuales podrías trabajar tú.

Debes ir construyendo tu red de contactos, poniendo el foco en los contactos de valor (¡que todos lo son!) y hacerlo de forma natural y tan interesada como agradecida y colaborativa.

Del mismo modo, las empresas diana son aquellas en las que es probable que puedas trabajar, bien por afinidad, bien por puro interés. Síguelas, así estarás informado/a de las novedades que se suceden, de las personas de esas empresas que están activas en la red (posibles contactos de valor) y de las vacantes que publican.

Combina la relación entre personas y empresas porque eso, al final, te da información.

10. Encuentra tu grado de participación óptimo

Como sabes, LinkedIn permite hacer networking más o menos activo. Puedes recomendar un post, comentarlo o incluso compartirlo. ¡Y crearlo! Así como artículos. También puedes formar parte de grupo, debatir, comentar, posicionarte como experto/a o simplemente leer y estar informado/a.

Creemos que la clave es ser en LinkedIn como tú eres como profesional. Sin forzar las cosas. Y que el ritmo de participación sea “el tuyo”.

Obviamente, cuanto más participas, más te “posicionas”, pero si fuerzas demasiado, caerás en la inconstancia. Busca tu forma de relacionarte y sé fiel a cómo eres.

Conclusión

Si estás en proceso de búsqueda de empleo o estás planteándote un cambio realmente, tómate LinkedIn en serio. Es una de las plataformas “estrella” en la que casi “toca” estar. Obviamente hay muchas más y el consejo sería el mismo, en las que estés, estáte al 100%.

Empieza creando o mejorando tu perfil a través de estos consejos y, poco a poco, irás descubriendo su potencial. Como en la vida. ¿No se trata de eso?

Artículo en colaboración con Currículum y Trabajo

Fabriciano González

Amante de la informática y de Internet entre otras muchas pasiones. Leo, descifro, interpreto, combino y escribo. Lo hago para seguir viviendo y disfrutando. Trato de dominar el tiempo para que no me esclavice.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

5 − 4 =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Botón volver arriba