Juegos

3 Consejos para elegir una tragamonedas

3 Consejos para elegir una tragamonedas

Las tragamonedas son uno de los juegos favoritos de los mexicanos. Gran parte de su éxito se debe a lo fácil que es jugar a ellas. No es necesario aprender reglas complicadas ni aplicar estrategias sofisticadas. Pulsa y botón y espera a ver si te sonríe la suerte. Y, mientras tanto, disfruta de sus gráficos y su música.

Con tanta variedad, algunos jugadores pueden tener problemas para decidirse por una o por otra. Si quieres garantizarte una buena dosis de diversión en tu próxima sesión de juego, sigue estos consejos a la hora de elegir una tragamonedas. Cuando tengas claro cuál es la que mejor encaja contigo, haz click aquí y empieza a jugar.

Comprueba el RTP

RTP son las siglas de “Retorno al jugador” en inglés (Return To Player). Es un porcentaje que hace referencia a la cantidad de dinero que devuelve un juego en concepto de premios respecto del total recaudado.

Por ejemplo, si un juego tiene un RTP del 96%, esto indica que de cada 100 pesos que los jugadores insertan en la tragamonedas, esta devolverá 96 en premios y se quedará 4 como beneficio para el casino. Es un dato estadístico que se cumple a largo plazo. Cuantas más tiradas se efectúen, más tenderán los resultados hacia ese número. En una partida puntual o en unas pocas tiradas, los resultados estarán afectados por el azar y la varianza.

Tampoco hay que confundir el RTP con la probabilidad de recibir un premio. RTP del 96% no significa probabilidad del 96% de cobrar. La frecuencia de los premios depende del parámetro que se presenta en la siguiente sección: la volatilidad.

Lo que realmente indica el RTP es como de caro o barato te resulta jugar. En el ejemplo anterior, y desde un punto de vista estadístico, cada 100 tiradas te costarían 4 pesos. Mientras que con un RTP del 92%, estarías pagando 8 pesos por cada 100 tiradas.

Elige siempre el RTP más alto posible y descarta cualquier juego con índices inferiores al 95%. Si buscas bien, podrás llegar a encontrar tragamonedas con RTPs superiores al 98%.

Elige volatilidades acordes a tu personalidad

La volatilidad es la relación entre la cantidad de los premios y su frecuencia. Se clasifica en baja, media y alta. Así, una volatilidad baja significa que se dan premios con bastante frecuencia, aunque estos son de bajo importe. Cuando la volatilidad es alta no suelen darse premios habitualmente, pero cuando se dan, son de gran importe.

Pragmatic publica la volatilidad de sus juegos con una escala del 1 al 5. Otros desarrolladores se limitan a utilizar la calificación indicada en el párrafo anterior. Y hay muchos que no la desvelan. De cualquier manera, los jugadores con experiencia pueden determinarla de manera acertada después de jugar unos pocos cientos de tiradas. Si no encuentras este dato en tu casino favorito, búscalo en cualquier web que publique comparativas de slots.

A la hora de elegir la volatilidad de una máquina, debes tener en cuenta tu propia personalidad. Si te gusta la sensación de recibir premios cada pocas tiradas, deberías elegir juegos de volatilidad baja. Si por el contrario, tienes una tolerancia al riesgo alta y prefieres premios más jugosos aunque se produzcan menos a menudo, busca tragamonedas de volatilidad alta. Si te desagrada la sensación de estar mucho rato jugando sin recibir nada, vete a por máquinas con volatilidad baja. Y si te frustra ver que los premios son muy bajos, dale preferencia a las de volatilidad alta. Tan simple como esto.

Revisa el precio de la apuesta mínima

La apuesta mínima es la cantidad más baja que puedes apostar para jugar en la máquina. Debes analizarla en relación con tu presupuesto para la sesión y con la volatilidad del juego. En primer lugar, si la apuesta mínima es de 1 peso y tienes 5 pesos para jugar, sólo vas a poder hacer 5 tiradas. Es poco probable que consigas llevarte algún premio.

Los expertos recomiendan tener entre 50 y 100 veces la cantidad que vas a apostar en cada partida. Así, si tu presupuesto es de 5 pesos, no deberías jugar por más de 0,1 como máximo, y lo más conservador sería no superar los 0,05 por tirada.

Al mismo tiempo, si la máquina tiene una volatilidad alta, es recomendable contar con más dinero. Pues van a pasar más tiradas en las que no cobres nada. En estos casos, es recomendable que el presupuesto sea lo más cercano posible a las 100 apuestas indicadas en el párrafo anterior.

Fabriciano González

Amante de la informática y de Internet entre otras muchas pasiones. Leo, descifro, interpreto, combino y escribo. Lo hago para seguir viviendo y disfrutando. Trato de dominar el tiempo para que no me esclavice.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.