Inicio » Curiosidades » Sociedad » ¿El ático más caro del mundo?
¿El ático más caro del mundo?

¿El ático más caro del mundo?

Al menos eso es lo que dicen en Fubiz, es el ático más caro del mundo, un piso destinado a alguien especial, muy especial, alguien que no está reñido con la ostentación, que considera que lo importante en la vida es tener, porque si no existiesen estas personas no tendrían sentido estas construcciones, reñidas con la mayoría de los mortales. Pero la vida está así organizada, unos sufren para que otros disfruten, la desigualdad entre humanos marca nuestra existencia.

Un ático de ensueño

Que haya escrito la ácida crítica anterior viene tras leer y ver las imágenes que adornan el artículo original, el que ha servido para escribir éste. El ático se encuentra ubicado en Mónaco. Aclaro para los mal pensados que no está ni en Dubái ni en Catar (¿o Qatar?), sino en ese pequeño Principado, ubicado entre el Mar Mediterráneo y Francia. Famoso por sus casinos y por la familia real que gobierna a la otrora colonia fenicia.

  Seguridad en el trabajo

El susodicho apartamento tiene una extensión de 3.300 metros cuadrados. El tobogán que veis en la imagen no es un objeto de adorno, se trata del canal de acceso directo a la piscina. ¡De ensueño! El arquitecto que creó tamaña obra es norteamericano y se llama Alexander Girard. ¿En cuánto está valorado el pisito? Su precio es de 254 millones de euros, ¡casi nada! Lo que no sé, no lo cuentan en la noticia original (escrita hace más de dos años), es si ya se ha vendido o está deshabitado. Pero no importa, siempre se encontrará un roto para un descosido.

Para ver más

Como digo al principio del artículo, he encontrado la información que revelo aquí en Fubiz. Los más curiosos encontrarán más fotos si visitan la página que la contiene (la información). No desdeñéis echarle un vistazo. ¡Así es la vida!

Artículos relacionados

Acerca de fabriciano

Amante de la informática y de Internet entre otras muchas pasiones. Leo, descifro, interpreto, combino y escribo. Lo hago para seguir viviendo y disfrutando. Trato de dominar el tiempo para que no me esclavice.