Ciencia y tecnología

El robot que ayuda a niños con autismo

El tratamiento del autismo es muy complicado, por ello es de agradecer el poner disponer de nuevos elementos terapéuticos. A continuación hablamos de un robot que servirá de ayuda a niños autistas.

El robot que ayuda a niños con autismo

El autismo es un trastorno de tipo psicológico que hace que las personas que lo padecen se concentren intensamente en su mundo interior, olvidándose de todo lo que les rodea. El autismo se detecta en los tres primeros años de vida y se mantiene activo durante todo el ciclo vital. Los que lo sufren experimentan grandes deficiencias en la comunicación y en la interacción social. En el periodo escolar los autistas deben recibir un tratamiento especial.

Un robot para ayudar en el tratamiento del autismo

Un pequeño robot, llamado QTrobot de LuxAI, recientemente presentado, podrá servir de punto de unión entre profesores especializados en el tratamiento de niños con autismo, padres y los citados niños. El robot es un muñeco que presenta una cara, en forma de pantalla LCD, y dos brazos robóticos, adoptan en conjunto una estructura de muñeco. Cuando los niños se sienten delante de él, abrumados por el contacto humano, se encontrarán más cómodos. Como consecuencia de ello las soluciones terapéuticas serán más intensas.

Los responsables del robot LuxAI pertenecen a la Universidad de Luxemburgo. En IEEE Spectrum podremos encontrar completa información relacionada con el citado robot. Aida Nazarikhorram, uno de los creadores de LuxAI, ha dicho lo siguiente: “El robot tiene la capacidad de crear una interacción triangular entre el terapeuta humano, el robot y el niño. Inmediatamente el niño comienza a interactuar con el educador o terapeuta para hacer preguntas sobre el robot o dar su opinión sobre su comportamiento“.

A tener en cuenta

Habitualmente los niños autistas mueven sus manos de forma incontrolada. Se ha observado, tras las primeras experiencias con el robot, que dichos niños pierden su estado de ansiedad. Se ha descubierto también que el robot es una mejor solución que el manejo de una aplicación específica en una tablet. El motivo, deducen los experimentadores, se debe a que el robot representa a un ser humano, por lo que es capaz de atraer la atención de los autistas y mejorar el aprendizaje. La realidad es que los niños juegan con las tablets y, en cambio, con el robot trabajan.

Conclusión

El robot LuxAI es totalmente autónomo y puede programarse. Incluye un procesador, una cámara 3D, y soporta una autonomía de varias horas. El robot no es el foco de la terapia pero sirve de ayuda para que el terapeuta contacte con el paciente. Ello supone un notable avance en el tratamiento del autismo.

Etiquetas

fabriciano

Amante de la informática y de Internet entre otras muchas pasiones. Leo, descifro, interpreto, combino y escribo. Lo hago para seguir viviendo y disfrutando. Trato de dominar el tiempo para que no me esclavice.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *