Medios

La alimentación y el COVID-19

La limpieza es primordial en todos los aspectos, pero más en estos momentos, cuando el coronavirus sigue atacando y matando a muchas personas en todo el mundo.

La alimentación y el COVID-19

El coronavirus, el virus SARS-CoV-2, el que provoca el COVID-19, sigue ahí. La alimentación es uno de los aspectos, entre otros muchos, que hay que controlar para evitar los contagios. Lo que no podemos saber es lo que ha ocurrido con la comida que consumimos. No sabemos cómo está, si ha sido tocada por una persona infectada o si han llegado los virus a través del aire a su superficie.

Una especialista en enfermedades infecciosas de la Mayo Clinic, la doctora Abinash Virk, dice que el riesgo de exposición en los alimentos no se conoce, aunque se sospecha que es muy bajo. Pero indica que es necesario lavar muchos alimentos antes de ser consumidos.

Evitar contraer el virus si viene con los alimentos

Abisnak Virk ha dicho lo siguiente al respecto: «El mayor riesgo de contraer el virus que viene con los alimentos sería si tocas los alimentos que han estado expuestos y luego te tocas la cara. En ese sentido, es mejor lavarse las manos antes y después de manipular alimentos y lavar frutas y verduras sin pelar antes de comerlas«. El SARS-CoV-2 dura en los objetos, incluidos los alimentos, entre uno y tres días.

Añade la doctora Virk lo siguiente: «Hay algo bueno sobre el virus SARS-CoV-2. Es lo que llamamos un virus ‘envuelto’. Y un virus envuelto es un poco más susceptible al calor, blanqueamiento, secado y antisépticos. Es más fácil de matar que algunos otros virus. Por lo tanto, calentar un vegetal o calentar algunos alimentos inactiva el virus«.

Lo primero que hay que hacer, antes de consumir frutas y verduras, es lavar dichos alimentos. Aunque el riesgo de infección sea bajo, debemos hacerlo porque no sabemos si alguien infectado ha tocado esa fruta o verdura.

Si una manzana o un plátano lo pelamos antes de comerlo, no es necesario lavarlo previamente. Pero lo que sí es obligatorio es lavarse las manos con agua y jabón antes de comer las frutas, y el resto de alimentos.

Si la comida está almacenada dentro de unos recipientes, se deben también lavar las manos antes de tocarla. El agua y el jabón en las manos son el paso previo a la extracción de la comida del contenedor.

Conclusión

No hay dudas al respecto. Lo leemos y oímos todos los días: no debemos desdeñar todos los sistemas de protección que tenemos a nuestro alcance. No basta con que estemos en casa sino también mantener nuestra higiene en un alto nivel. Si lo hacemos, evitaremos contraer el COVID-19.

Fuente: COVID-19 and food safety

fabriciano

Amante de la informática y de Internet entre otras muchas pasiones. Leo, descifro, interpreto, combino y escribo. Lo hago para seguir viviendo y disfrutando. Trato de dominar el tiempo para que no me esclavice.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Botón volver arriba