Ciencia y tecnología

La inhalación de nanopartículas mejora la insuficiencia cardíaca

La medicina avanza con el fin de conseguir una vida más saludable. Un serie de experimentos, que explicamos a continuación, pueden desembocar en un sistema que mejore ciertos fallos cardíacos.

La inhalación de nanopartículas mejora la insuficiencia cardíaca

Un grupo de investigadores de Italia y Alemania han descubierto que la inhalación de nanopartículas cargadas con péptidos mejora la insuficiencia cardíaca. Podemos ver la referencia en una artículo de Sciencie Translational Medicine.

Las nanopartículas se han venido utilizando como parte de medicamentos destinados a solucionar problemas surgidos en determinadas partes del cuerpo humano. Estas medicinas se suministran por vía oral o por vía venosa, lo que impide su utilización para solventar enfermedades del corazón. Con la nueva técnica se soluciona el problema, ya que por vía respiratoria las nanopartículas podrían llegar de manera fácil y rápida al corazón, contribuyendo a la solución de una insuficiencia cardíaca.

Los científicos autores de los experimentos han creado unas partículas de fosfato de calcio, lo suficientemente pequeñas para ser absorbidas por los tejidos del corazón, pero lo suficientemente grandes para transportar medicamentos a donde más se necesitan de manera directa. Como prueba se ha utilizado un medicamento destinado a reparar canales de calcio en la superficie de las células del corazón. Con ello se consigue la restauración de la actividad cardíaca, convirtiendo lo irregular en normal.

Las pruebas se llevaron a cabo en el laboratorio utilizando ratones. Se cargaron las nanopartículas con los medicamentos necesarios para la terapia. Los ratones, con el corazón dañado por una especie de miocardiopatía diabética, mostraban daños que no padecían los ratones sanos. Tras la aplicación de la terapia, los ratones enfermos llegaron a un estado de salud cardíaca similar a la de los ratones sanos.

Tras los resultados experimentados con los ratones, los experimentadores aplicaron las pruebas a cerdos, que poseen un sistema respiratorio similar al de los humanos, y descubrieron que la acumulación de los medicamentos en los tejidos cardíacos se realizaba de manera rápida y eficiente.

Los autores de los experimentos indicaron así mismo que la inhalación de las nanopartículas no causa ningún tipo de toxicidad en los tejidos del corazón de ratones. Habrá que esperar, tras la realización de nuevos experimentos y pruebas, para comprobar si el método puede ser aplicado en el ser humano.

Etiquetas

Contenidos Relacionados

fabriciano

Amante de la informática y de Internet entre otras muchas pasiones. Leo, descifro, interpreto, combino y escribo. Lo hago para seguir viviendo y disfrutando. Trato de dominar el tiempo para que no me esclavice.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *