La lógica

La Isla de los zombis

La Isla de los zombis

En una cierta isla cercana a Haití, la mitad de los habitantes han sido embrujados por magia vudú y trocados en zombis. Los zombis de esta isla no se comportan de acuerdo con el concepto convencional: no son silenciosos ni parecidos a los muertos, se mueven y charlan con la misma vivacidad que los humanos. Sólo que los zombis de esta isla mienten siempre y los humanos de esta isla dicen siempre la verdad.

La situación es enormemente complicada por el hecho de que, si bien todos los nativos entienden perfectamente el castellano, un antiguo tabú de la isla les prohíbe usar jamás en su discurso palabras no nativas. De ahí que cuando se les haga una pregunta cuya respuesta sea sí o no, ellos contesten bal o da. Una de estas palabras significa sí y la otra no. La dificultad está en que no sabemos cuál de ellas, bal o da, significa sí y cuál significa no.

Una vez me encontré con un nativo de esta isla y le pregunté: “¿bal significa sí?” El respondió, bal.

Tras hacer un somero análisis de la respuesta, debemos llegar a la conclusión adecuada. Si no lo hacemos podemos correr riesgos inevitables. A continuación formulamos las dos preguntas, que tras responderlas, nos servirán para tomar la decisión adecuada.

  • ¿Se puede inducir que significa bal?
  • ¿Es posible deducir si el que nos respondió es un zombi o un humano?

NOTA: Si no eres capaz de responder ambas preguntas, o alguna de las dos, y, por consiguiente, saber si el ser al que le hice la pregunta es humano o zombi, accede a la sección de Comentarios.

Leer también

Etiquetas

fabriciano

Amante de la informática y de Internet entre otras muchas pasiones. Leo, descifro, interpreto, combino y escribo. Lo hago para seguir viviendo y disfrutando. Trato de dominar el tiempo para que no me esclavice.

1 comentario en “La Isla de los zombis”

  1. SOLUCIÓN

    No es posible decir lo que significa “bal”, pero podemos decir que el que habló tenía que ser humano.

    Supóngase que “bal” significa sí. Entonces “bal” es la respuesta verdadera a la pregunta de si “bal” significa sí. Así pues, en este caso, el que hablaba era humano.

    Supóngase que “bal” significa no. Entonces “no” es la respuesta verdadera a la pregunta de si “bal” significa sí, por tanto “bal” es la respuesta verdadera en lenguaje del nativo a la pregunta. Así nuevamente, el que habla es humano. De este modo, y con independencia de que “bal” signifique sí o no, el que habla es humano.

Deja un comentario