El Tema

La mejor decoración para tu salón

En la mayoría de las casas, podíamos decir que en todas, hay un salón, una habitación con sabor especial, que tiene una función específica.

La mejor decoración para tu salón

Se trata de uno de los lugares más utilizados en nuestros hogares. Me refiero al salón comedor, ese espacio que alberga el televisor, el sillón o sillones para descansar, la mesa, con sus sillas, sobre la que comemos día sí y día también. El salón es y siempre ha sido así. En las pisos con varias habitaciones siempre se ha considerado como un espacio necesario. En muchos apartamentos modernos, sobre todo los que varias personas poseen para disfrutar de sus vacaciones, va, en una gran cantidad de casos, unido a la cocina. Son el típico salón – cocina.

Lo que debe tener todo salón

Aunque en los hogares de antaño existía una habitación típica llamada comedor, cerrada en la mayor parte del año, destinada a disfrutar con las comidas familiares, hoy es el salón, el que la ha sustituido. Precisamente por ello, por la ampliación de sus funciones, para darle el toque que se merece, es conveniente dotarlo de sillas de comedor modernas.

Si hacemos un somero análisis sobre como decorar un salón, podemos descubrir una serie de reglas enfocadas a la consecución de un espacio agradable y cómodo. Podemos optar por lo que no nos supone ningún esfuerzo o movernos hacia lo original, lo que trae consigo una total adaptación a la habitación. No basta con colocar una serie de muebles sin sentido y con poco gusto, hay que tratar de conformar un salón que sea distinto, que convierta nuestro hogar en algo placentero.

Por ello es importante el buscar y colocar el sofá o sofás adecuados. Así mismo debemos también seleccionar unas estanterías o librerías que no desentonen con el conjunto. No nos podemos olvidar de la mesa de centro, si es que hay espacio para ello, y de la mesa y sillas de comedor que no desentonen, tal como indicamos en el segundo párrafo.

El salón no siempre es comedor

No siempre el salón actúa como comedor. De hecho, cuando hablamos de salón a secas nos referimos a la sala de estar, esa habitación espaciosa destinada a ser el centro de la vida social en una casa. No solo sirve para lo que ya hemos apuntado, para ver la televisión, para leer un libro, o para descansar, sino también para recibir a los amigos y demás visitantes.

Como en los casos ya citados, el salón o sala de estar dispone de una serie de sillones o tresillos habilitados para un descanso confortable, sino también de una o varias mesas con sus sillas que sirven para tomar un vino o un refresco y, también, si es necesario, para disfrutar de una comida.

Conclusión

Antiguamente los salones se utilizaban para conversar, para leer el periódico, o para jugar a las cartas, entre otras acciones de similar naturaleza. Como no existía un sistema de calefacción que actuase sobre toda la casa, se convertía en un lugar cerrado, en el que había un chimenea que proporcionaba el calor necesario. Era el lugar más utilizado y, habitualmente, más elegante de la casa. Los tiempos han cambiado, pero en la evolución el salón sigue conservando muchos de los matices primitivos.

Contenidos Relacionados

fabriciano

Amante de la informática y de Internet entre otras muchas pasiones. Leo, descifro, interpreto, combino y escribo. Lo hago para seguir viviendo y disfrutando. Trato de dominar el tiempo para que no me esclavice.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *