Inicio » Varios » El Tema » Los problemas del spam y del malware en Twitter

Los problemas del spam y del malware en Twitter

Los problemas del spam y del malware en Twitter

Los responsables del servicio de microblogging por excelencia, red social para algunos, tienen que buscar un sistema que controle el spam y el malware en origen. Me explico, tienen que impedir por todos los medios que personas y grupos envíen mensajes a determinadas cuentas en los que sólo se incluye un enlace. Si cometes el error de pulsar sobre dicho enlace, en ocasiones accederás a páginas que contienen malware, que puede infectar tu ordenador, en otras te encontrarás con sitios web de dudosa reputación.

Cómo actuar

Aunque se ha disminuido el número de mensajes de este tipo, sigo recibiéndolos de vez en cuando en mi timeline. En la mayoría de los casos, las cuentas emisoras tienen un nombre sin sentido, un conjunto desordenado de letras y números. Si accedes al perfil de la susodicha (la persona que figura en la cuenta), verás que no tiene ningún seguidor ni sigue a nadie. Lo único que puedes hacer es bloquear y calificar dicha cuenta como emisora de spam. Pero el método, lo he comprobado, no sirve para nada, ya que no les cuesta nada crear otra para seguir actuando de la misma forma.

  Destruir el malware con Malwarebytes Anti-Malware

Recomendaciones

¿Qué pueden hacer los responsables de Twitter al respecto? El primer paso es obligar a los usuarios a rellenar obligatoriamente una serie de campos que impidan este tipo de práctica. El segundo, tal vez, controlar el envío de tweets mientras no alcancen un mínimo de seguidores. Aunque soy enemigo de las restricciones en este tipo de servicios, está claro que deben arbitrar medidas para que no se conviertan en canales de propagación de software maligno. A los usuarios de Twitter les recomiendo que nunca pulsen en los enlaces que acompañan estos mensajes sin contenido y, además, bloqueen la cuenta del autor.

Conclusión

Es muy fácil añadir a un tweet el nick de usuarios con muchos seguidores. De esta forma el spam y las infecciones se propagan como la pólvora. La potencia del sistema de microblogging por excelencia tiene también sus puntos débiles. Es, tal vez, nuestra misión como usuarios de Twitter, el actuar sobre los creadores de estas cuentas utilizando las herramientas que nos ponen a mano los responsables del servicio. No nos cuesta nada bloquear y denunciar, sólo hay que seleccionar una opción en el menú desplegable.

Artículos relacionados

Acerca de fabriciano

Amante de la informática y de Internet entre otras muchas pasiones. Leo, descifro, interpreto, combino y escribo. Lo hago para seguir viviendo y disfrutando. Trato de dominar el tiempo para que no me esclavice.