Inicio » Curiosidades » Otros » Un canto al amor y a la esperanza en el bautizo de María Teresa

Un canto al amor y a la esperanza en el bautizo de María Teresa

El pasado 22 de diciembre fue bautizada María Teresa, hija de nuestros sobrinos Carla y José. Una pequeña capilla de la Iglesia de la Nova, en la calle de La Reina, fue el lugar elegido para la ceremonia. Allí estábamos familias y amigos, viendo, escuchando y emocionándonos, sobre todo cuando mi cuñada Marica Campo leyó el pequeño poema que escribió para tan singular acontecimiento.

Marica escribe en galego. Sé que este espacio lo leen muchas personas que no entienden la lengua hablada en mi tierra, en Galicia. Para ellos he hecho una traducción del mismo a continuación del original. Que me perdone Marica.

Un canto al amor y a la esperanza en el bautizo de María Teresa

Poema original en galego

María Teresa, pequeniña,
cando pasen os anos e comprendas
alguén che contará que neste día,
22 de decembro do ano 2012,
soñamos para ti un outro mundo.
“Non nos valía o que tiñamos –contaranche-,
a xente andaba triste
porque a ambición dalgúns
rompera o saco
onde se gardaba o pan de case todos.
E ti eras, neniña, unha promesa,
un convite a pensar
na beleza da vida,
no potencial do amor,
na paz que sempre é filla da xustiza”.

Por iso nesta hora
fretaremos un tren rumbo ao futuro
e deixarémosche alí, no tempo adiante,
moreas de ilusión para o camiño.
Non poderemos quitarche del as pedras,
mais si pedir que sexa teu e longo,
que cada paso te faga boa e sabia,
que non che falte a ira se a precisas,
mais que sexa maior sempre a tenrura,
que alegría che brinque nas pestanas
e encha o teu corazón como enche o noso,
pequeniña, Teresa, neste día.

 Poema traducido al castellano

María Teresa, pequeñita,
cuando pasen los años y comprendas
alguien te contará que en este día,
22 de diciembre del año 2012,
soñamos para ti otro mundo.
“No nos valía el que teníamos – te contarán -,
la gente andaba triste
porque la ambición de algunos
rompiera el saco
donde se guardaba el pan de casi todos.
Y tu eras, niñita, una promesa,
un convite a pensar
en la belleza de la vida,
en el potencial del amor,
en la paz que siempre es hija de la justicia”.

Por eso en esta hora
fletaremos un tren rumbo al futuro
y te dejaremos allí, en el tiempo adelante,
montones de ilusión para el camino.
No podremos quitarte de él las piedras,
pero si pedir que sea tuyo y largo,
que cada paso te haga buena y sabia,
que no te falte la ira si la precisas,
pero que sea mayor siempre la ternura,
que la alegría te salte en las pestañas
y llene tu corazón como llena el nuestro,
pequeñita, Teresa, en este día.

Artículos relacionados

Acerca de fabriciano

Amante de la informática y de Internet entre otras muchas pasiones. Leo, descifro, interpreto, combino y escribo. Lo hago para seguir viviendo y disfrutando. Trato de dominar el tiempo para que no me esclavice.