Sociedad

Autónomos y la economía colaborativa

Autónomos y la economía colaborativa

Ser autónomo puede ser todo un reto en nuestro país, todos los sabemos. Se dice que los autónomos no saben diferenciar entre un día laboral y uno festivo. Que eso de la conciliación laboral es un rumor ajeno que han escuchado. Que, en el tema de las ayudas, ellos son siempre los últimos a los que se mira. En este contexto de dificultad y presión, muchos autónomos se ven obligados a buscar vías alternativas para hacer frente a sus gastos, seguir ingresando y, en definitiva, sacar adelante sus negocios.

Las iniciativas basadas en el principio de la economía colaborativa son una vía a tener muy en cuenta en este sentido, ya que pone en común las necesidades de las diferentes partes interesadas, permitiendo que surjan grandes oportunidades y que se aprovechen los recursos de la manera más eficiente.

Formas de ahorrar a través de la economía colaborativa

¿No sería apropiado que si alguien no necesita una cosa, pudiéramos contratar el uso de esa cosa durante el tiempo que no se esté utilizando? Hablemos, por ejemplo, de la opción del renting autónomos. Como sabemos el renting es una opción ya de por sí atractiva para un autónomo, porque permite organizar los gastos de manera más precisa, evita los grandes desembolsos y además nos ahorra tiempo en trámites burocráticos, cuestiones de puesta a punto y mantenimiento, etc.

Pero, ¿y si a ese sistema le añadimos un paso más, el que si alguien no necesita su coche, pueda alquilarlo y pagar de esa forma la cuota mensual? Y además, que todo ese proceso se pueda hacer a través de internet. Parece algo lógico, ¿verdad? Pues hasta hace relativamente poco, no se le había ocurrido a nadie (o al menos no se había encontrado la manera de hacerlo operativo). Con la llegada de las aplicaciones y las plataformas digitales, las cosas están cambiando, y este tipo de figuras son cada vez más comunes, no solo en el sector del automóvil, si no en otros ámbitos; aunque aún queda mucho camino por recorrer.

Echando una mano al medio ambiente

La sostenibilidad y el buen uso de recursos se está convirtiendo en un tema al que ya no se le puede dar la espalda más tiempo. Este tipo de iniciativas colaborativas tienen un potencial importante a la hora de la optimización en el uso de recursos. Muchas veces no hace falta comprar algo nuevo (con todo lo que ello conlleva), basta con utilizarlo cuando se quede libre. Así de sencillo. ¡Y además, mucho más barato! ¿¡Qué más se puede pedir!?

Fabriciano González

Amante de la informática y de Internet entre otras muchas pasiones. Leo, descifro, interpreto, combino y escribo. Lo hago para seguir viviendo y disfrutando. Trato de dominar el tiempo para que no me esclavice.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

dieciseis − 13 =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Botón volver arriba