Inicio » Curiosidades » Sociedad » Tendinitis provocada por el excesivo uso de WhatsApp

Tendinitis provocada por el excesivo uso de WhatsApp

Debemos ser comedidos en todo lo que hacemos y en el uso que le damos a objetos y demás. El abuso nunca es bueno. Son muchos los que saben cuales son las consecuencias de una noche de farra o los efectos que produce una borrachera. No vamos ahora a prolongar la lista, porque no es la cuestión. Aunque, eso sí, nos vamos a referir a algo que tiene mucho que ver con lo anterior. Acabamos de descubrir, tras leer un artículo en The Lancet, lo que le pasó a una joven de 34 años tras excederse en el uso de esa app para dispositivos móviles, conocida con el nombre de WhatsApp.

Así fue…

El episodio ocurrió a finales del pasado año. La chica, embarazada de 27 semanas y trabajadora en un hospital, salió hacia su casa, después de estar de guardia, el pasado 24 de diciembre. Notó un fuerte dolor en su muñeca, tal vez provocado por los trabajos realizados, pero no le dio importancia. Llegó a su hogar y, de inmediato, se puso a responder a los mensajes de felicitación que tenía acumulados en su móvil. Hizo que el dispositivo y el WhatsApp echasen humo. Dicen que fueron seis horas de envíos, de pulsaciones sobre el teclado virtual que se dibujaba sobre la pantalla. Sin pausa, sin descanso, y con el dolor intensificándose en su muñeca, pero sin importarle. Había que cumplir con todo el mundo.

  El hombre que arriesgó su vida por una cerveza

Tendinitis provocada por el excesivo uso de WhatsApp

El primer caso de WhatsAppitis

El dolor se expandió por la mano, haciéndose fuerte en el dedo pulgar. A pesar de todo, aguantó el tormento en la extremidad y repitió el episodio el día 31. Y todo se vino abajo. Los médicos le recetaron algún que otro inflamatorio y le prohibieron utilizar su móvil durante un largo periodo de tiempo. Los responsables de la web en la que leí la reseña bautizaron la nueva enfermedad con el sugestivo nombre de WhatsAppitis. Es el primer caso conocido de tendinitis provocada por el uso excesivo del teléfono móvil, en especial de una de sus aplicaciones estrellas, de WhatsApp, pero seguro que hay y habrá más. Estoy seguro de ello.

Visto en The Lancet

Artículos relacionados

Acerca de fabriciano

Amante de la informática y de Internet entre otras muchas pasiones. Leo, descifro, interpreto, combino y escribo. Lo hago para seguir viviendo y disfrutando. Trato de dominar el tiempo para que no me esclavice.