Inicio » Varios » ¿De qué se habla? » Casas por un dólar en Gary, Indiana

Casas por un dólar en Gary, Indiana

La crisis ha dejado y sigue dejando una estela de miseria en una gran cantidad de países. Estados Unidos pertenece a esta lista, y así, lo que otrora fueron ciudades florecientes, se han convertido en lugares en los que el vandalismo se ha apoderado de la vida diaria. No sólo hasta no hace mucho la industrial Detroit está afectada por esta epidemia, hay algunas ciudades más, como es el caso de Gary (Indiana). La antaño próspera urbe quiere recuperar la población que perdió y volver al estado de orden que imperaba en el pasado. Por ello, el ayuntamiento, con su alcalde al frente, ofrece casas abandonadas por el precio de un dólar. Se pretende así evitar que estas viviendas se conviertan en almacenes de miseria y focos de delincuencia.

La crisis no perdona

Los posibles compradores deben demostrar sus capacidades monetarias, tendrán que disponer de unos ingresos mínimos (los que han fijado las autoridades) y comprometerse a vivir en la casa adquirida durante cinco años, trascurridos los cuales la misma pasará a ser de su propiedad. Tienen en donde elegir, ya que aproximadamente un tercio de las viviendas de la ciudad, del orden de 10.000, están desocupadas, sometidas a actos vandálicos.

  Cuando sea mayor, quiero ser alcalde

Casas por un dólar en Gary, Indiana

El proceso a seguir para adjudicar las casas es muy simple: a través de un sorteo entre todos los solicitantes. Estos, como hemos dicho, deben demostrar unos ingresos mínimos y la predisposición a arreglar las viviendas.

¿Qué ventaja ofrece esto para la ciudad? Según explica su alcalde el fin fundamental del plan es erradicar la delincuencia y conseguir inquilinos que paguen impuestos, algo muy necesario para que la ciudad no muera. Quieren que los contribuyentes se hagan con hogares que hoy no están contribuyendo al erario público. Se calcula que entre 50 y 100 viviendas por año sean adquiridas en esta ciudad que se encuentra a 32 kilómetros al sudeste de Chicago y que pasó de los 180.000 habitantes de 1960 a los poco más de 80.000 actuales. Tal vez otras ciudades, no sólo en Estados Unidos, copien el experimento. ¡La crisis no perdona!

Visto en CBC News

Artículos relacionados

Acerca de fabriciano

Amante de la informática y de Internet entre otras muchas pasiones. Leo, descifro, interpreto, combino y escribo. Lo hago para seguir viviendo y disfrutando. Trato de dominar el tiempo para que no me esclavice.