Ciencia y tecnología

La aspiradora Roomba, además de limpiar, recopila información sobre el hogar

La aspiradora Roomba, además de limpiar, recopila información sobre el hogar

Se trata de una aspiradora inteligente. Cuando se pone a trabajar, a recoger la basura que se acumula en el pasillo, habitaciones, cocina y cuarto de baño del hogar en el que se encuentra, también se ocupa de recopilar información de la estructura del piso. En las instrucciones de Roomba, la aspiradora que trabaja sola, se explica que tras funcionar varias veces guarda la distribución de su lugar de trabajo con el fin de ser utilizada en la próxima jornada. pero hay algo más.

Según nos cuentan en Panda Security, Colin Angle, director ejecutivo de iRobot, la empresa fabricante de Roomba, la información recopilada por la aspiradora tiene un fin comercial: la venta de los datos recabados a las grandes empresas del mundo de la robótica. El fin es contribuir a la creación de casas inteligentes, aunque el sistema roza los límites de la legalidad ya que se está recopilando información sin que los dueños del aparato lo sepan.

Aunque los datos recopilados son necesarios para que la aspiradora funcione, ello no significa que se deban (puedan) transmitir a empresas que no tienen nada que ver con los propietarios de Roomba. Los responsables de iRobot han indicado que estos datos se venderán dentro de los próximos dos años, tras un acuerdo previo, a Google, Apple y Amazon. En estos momentos la aspiradora ya es compatible con los asistentes de domótica Alexa, de Amazon, y Google Home.

Aunque los propietarios de una aspiradora Roomba pueden decantarse por no participar en la difusión de esta información, deben hacerlo constar. Cuando compran el aparato aceptan los términos de servicio, entre los que se incluyen los derechos que tiene la empresa a compartir la información personal, la que se refiere al hogar de cada usuario.

Todos los que posean una aspiradora Roomba solo tienen que leer la información que incluye en referencia a este consentimiento. Como la mayoría de los usuarios no leen la totalidad de los textos que acompañan a cualquier objeto adquirido, no saben lo que están consintiendo.

En el caso de Roomba cualquier propietario de la aspiradora debe preocuparse por los datos que está proporcionando. Es conveniente saber si estos datos se transmiten de forma segura, y saber si posee sistemas de seguridad que la puedan proteger de ataques cibernéticos, algo que está muy de moda en el mundo de las máquinas inteligentes.

Leer también

Etiquetas

fabriciano

Amante de la informática y de Internet entre otras muchas pasiones. Leo, descifro, interpreto, combino y escribo. Lo hago para seguir viviendo y disfrutando. Trato de dominar el tiempo para que no me esclavice.

Deja un comentario