Ciencia y tecnología

La duración del bostezo está relacionada con el tamaño del cerebro

Según estudios realizados hace cerca de dos años, se sabe que cuanto más grande sea el cerebro de un ser vivo mayor es la duración de los bostezos que emite.

La duración del bostezo está relacionada con el tamaño del cerebro

Lo vemos con más frecuencia de la deseada, aunque en ocasiones no sea muy agradable: personas que abren su boca más de lo normal durante un determinado periodo y emiten un sonido característico. Se trata del bostezo, algo que tiene que ver, según la tradición, con la falta de sueño o con el cansancio. Al parecer las personas que lo hacen no han dormido lo necesario o están agotadas por un trabajo excesivo. Algunas no lo pueden evitar y, si están en una reunión, piden perdón, pero otras lo hacen sin ningún recato.

Bostezo y tamaño del cerebro

Según un estudio realizado hace cerca de dos años con mamíferos en la Universidad Estatal de Nueva York (Estados Unidos), y tras la publicación en octubre de 2016 de un resumen de los resultados en The Royal Society, han llegado a la conclusión de que cuanto más dura un bostezo mayor es el tamaño del cerebro. Se estudiaron para ello los bostezos de 29 tipos de mamíferos. Se hizo con gatos, ratones, zorros, morsas, erizos y elefantes, entre otros, y, también, con seres humanos.

Conclusiones del estudio

Comprobaron que cuanto más pequeños sean los animales y posean un cerebro con menos neuronas, la duración de su bostezo es menor. La solvente revista Science muestra así mismo los resultados del estudio en The bigger your brain, the longer you yawn. Basado en ello, somos los seres humanos los que efectuamos bostezos de mayor duración, de aproximadamente seis segundos y medio. Un pequeño ratón solo bosteza durante un segundo y medio. El flujo sanguíneo en el cerebro está íntimamente relacionado con la duración, de ahí la importancia del tamaño del mismo.

En el año 1838 Charles Darwin ya escribió sobre el tema, al observar estas diferencias entre animales y seres humanos. Y recordaba que no es necesario asistir a una conferencia o a un concierto para bostezar. Ahora, gracias a la observación, como punto de partida, de vídeos de YouTube, el citado grupo de científicos han llegado a la citada conclusión: cerebro más grande, mayor duración del bostezo. En el vídeo que ofrecemos podemos confirmar dicha conclusión.

Etiquetas

Contenidos Relacionados

fabriciano

Amante de la informática y de Internet entre otras muchas pasiones. Leo, descifro, interpreto, combino y escribo. Lo hago para seguir viviendo y disfrutando. Trato de dominar el tiempo para que no me esclavice.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *