El Tema

La importancia de reciclar concreto

La importancia de reciclar concreto

¿Alguna vez te has planteado el reciclaje de concreto? El hormigón, que se lleva utilizando desde épocas muy tempranas, es un contaminante que no podemos ignorar, la fuente de residuos que se podría evitar en nuestro planeta. Los fabricantes, que poco a poco se han dado cuenta de esto, van poniendo nuevas alternativas.

Puede que no sea tan común como el papel, el plástico o el vidrio puesto que estos materiales hasta cuentan con contenedores en la calle pero, si nos centramos en la industria y su concienciación sobre el tema, puede que pronto estemos ante una nueva revolución donde todos apostemos por un mundo mejor.

¿Cómo se realiza el reciclaje de hormigón?

El hormigón reciclado se fabrica a partir de áridos y agregados. Derivados de la trituración de residuos, la idea es que podamos eliminar una buena cantidad de desechos para que el mundo en el que vivimos sea mucho más apetecible. Con una utilidad de hasta treinta años, conviene tenerlo en cuenta para diferentes infraestructuras.

Con la idea de una reutilización, los bloques de cemento precio se transportan a una planta de reciclaje y se van limpiando del resto de materiales adheridos que puedan tener de ese momento en que formaban parte de algo. De manera minuciosa y siguiendo los diferentes pasos, pronto tendremos con nosotros el contenido para usar.

En ocasiones, según el proceso que decida seguir cada empresa, nos encontramos con que hay trozos que se van separando en función al grosor, el tamaño o cualquier otra cosa que se crea que haya que diferenciar. Con la misma finalidad, lo importante aquí es la conciencia que se está tomando sobre su reciclaje.

¿Para qué se usa el hormigón reciclado?

Desde hace unos años el hormigón reciclado se está utilizando para la construcción de infraestructuras tanto públicas como privadas. Si bien en España vamos un poco a la cola de esto, lo cierto es que en otros países europeos ya hay hasta un 50% del concreto que se mezcla que viene de residuos.

Se sabe también que el concreto se ha llenado en las carreteras con muy buenos resultados. Aquí, desde el mantenimiento de la misma hasta la capa de cimentación se han conseguido a partir de este material que ya estuvo en otras paredes, edificios, aceras y bloques relacionados.

Con mucha perspectiva, se espera que de aquí a unos años las mezclas de hormigón recicladas cojan cancha en otros terrenos. Empresas como Betonblock ya han innovado técnicas como los tetrápodos, que se basa en una tecnología costera haciendo de choque con las olas que llegan hasta la orilla.

En definitiva, el reciclaje de hormigón es una buena idea para todos. Ayudando a que este material deje de contaminar tanto como lo hace -solo con producirlo ya estamos rompiendo la capa de ozono- y apoyemos un futuro sostenible en el que nuestros hijos puedan disfrutar de un aire libre, sin agentes infecciosos y donde se sientan especialmente bien con lo conseguido por todos. ¿Te animas?

Fabriciano González

Amante de la informática y de Internet entre otras muchas pasiones. Leo, descifro, interpreto, combino y escribo. Lo hago para seguir viviendo y disfrutando. Trato de dominar el tiempo para que no me esclavice.

Un comentario

  1. Ese tema ya lo resolví hace varias décadas. Como es habitual en mis respuestas, por enésima vez repetiré que ante un problema lo primero que se debe de hacer en localizar qué o quienes lo están provocando. Una vez localizado el origen es cuando hay que empezar a buscar soluciones.
    Como suele suceder en la mayoría de los problemas, es culpa de los gobernantes inadecuados los que por no saber solucionar nada, son los responsables de:
    1. No haber impuesto leyes donde se regularice la natalidad (ver los artículos sobre demografía) pues cuanta menos gente exista, menos carreteras, autovías, autopistas, puentes, viviendas, fábricas, etc. se precisan.

    2. La idea de fabricar rompeolas para evitar que el mar se lleve la arena es una pésima idea, pues interrumpe su ciclo natural.

    3. Todos los residuos de demolición deberían ser utilizados exclusivamente como relleno de minas a cielo abierto y para rellenar las galerías de las minas que ya no son productivas. Así una vez rellenadas, se les hecha una buena capa de tierra fértil y se plantan especies acorde con la zona.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.