Sociedad

La macabra broma del “swatting”

Las bromas existen desde siempre, y seguirán existiendo. Pero, si todo tiene un límite, las bromas también. Nadie puede morir por causa de una broma.

La macabra broma del "swatting"

La racionalidad es esa capacidad, propia de los seres humanos, que permite elaborar pensamientos, evaluar situaciones, entender lo que está sucediendo o ha sucedido, y, como consecuencia de ello, tomar decisiones. Pero, por lo que estamos viendo cada día, el mundo camina hacia situaciones que contradicen esa capacidad. En dicha línea se encuentra el swatting.

¿Qué es el swatting?

El swatting es una broma pesada y macabra que consiste en engañar a un servicio de emergencia, habitualmente policía, con el fin de que acuda rápidamente a un determinado lugar después de advertir de que ha ocurrido un incidente grave. El nombre viene de la palabra SWAT (Special Weapons and Tactics), una unidad de policía estadounidense, de carácter militar, especializada, entre otros asuntos, en el derribo de puertas y en la incautación de armas peligrosas.

El swatting y el juego online

Son muchos los jóvenes, y no tan jóvenes, que se entretienen con juegos en su consola y ordenador. Si antes, no hace mucho, estos juegos eran individuales, ahora son colectivos. Se llevan a cabo a través de Internet. Los hay de todos tipos y colores. En la mayoría priva la aventura, y siempre hay un ganador y varios perdedores. Se trata de los populares juegos online.

Lee también:  Cómo editar documentos PDF y rellenar formularios online

Un jugador acaba de perder. La noche ya lleva varias horas activa, y el perdedor se va a ir a la cama, cuando de golpe suena de manera continuada el timbre de la puerta. Tras ella, varias voces ordenan que se abra. Si no se hace, la echarán abajo. ¿Qué está pasando? Que el jugador acaba de ser víctima del swatting y un grupo militar de la policía acaba de entrar en acción para que les rinda cuentas.

En los últimos años en Estados Unidos el swatting se ha convertido en algo común entre todos los que se dedican a la práctica de juegos online. Un jugador, participante en una partida, se venga de otro sometiéndolo al ataque. Lo normal es que el problema se resuelva cuando la policía llegue a la casa del denunciado, pero no siempre es así.

Una muerte por medio

En el año 2017 un joven de 20 años de Los Angeles, de nombre Tyler Barriss, llamó a la policía diciendo que había disparado a su padre y que tenía al resto de la familia como rehenes. Al dar la dirección en la que habían ocurrido los hechos mintió. Dio la de la vivienda de otro jugador de Kansas, llamado Andrew Finch. Ambos, Tyler y Andrew, estaban jugando online al popular Call of Duty.

Los SWAT acudieron al domicilio indicado y entraron en el piso por la fuerza, tirando la puerta. Le indicaron a Andrew que levantase las manos y, al no hacerlo, le dispararon, provocando su muerte.

Lee también:  Geometry Dash mejora cada vez más

Tyler Barriss fue condenado la semana pasada a 20 años de prisión, al haber hecho una llamada falsa a las autoridades que trajo como consecuencia la muerte de otras persona.

Conclusión

Como podemos deducir, después de leer lo anterior, una broma puede convertirse en macabra, debido al sistema que la conforma. De ahí lo que digo en el primer párrafo: la racionalidad se diluye, se convierte en justo lo contrario, la irracionalidad.

Fuente: Mail Online

Etiquetas

fabriciano

Amante de la informática y de Internet entre otras muchas pasiones. Leo, descifro, interpreto, combino y escribo. Lo hago para seguir viviendo y disfrutando. Trato de dominar el tiempo para que no me esclavice.

2 Comentarios

  1. Pero qué barbaridad!!! Desconocía esto del “swatting”…
    Es una locura…
    Totalmente de acuerdo con vos Fabriciano en que prima la irracionalidad.
    Es muy triste, la verdad…
    Afectuosos saludos para vos, querido amigo!
    Lau.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Botón volver arriba
Cerrar