Sociedad

Lo que han puesto en marcha en China para que nadie cruce un semáforo en rojo

Se trata de un sistema original. Con él se pretende que las personas irresponsables no crucen los pasos de cebra cuando un semáforo indica que no deben hacerlo.

Lo que han puesto en marcha en China para que nadie cruce un semáforo en rojo

Se trata de un sistema original que persigue un único fin, evitar que los viandantes crucen los pasos de peatones con semáforos en rojo. Nos lo cuentan en Metro. En principio el método no reviste aparentemente gran complejidad, y su fin es claro. Si una persona intenta cruzar un paso de peatones cuando no le corresponde, recibirá uno o varios chorros de agua a 26 grados centígrados procedente de los bolardos que se encuentran en los bordes con el fin de disuadirla de su acción. En el caso de que, a pesar de ello, siga sin tener en cuenta la advertencia, se le hará una foto para identificarla como peatón rebelde y enviarle una multa. Además, las fotos de los infractores se mostrarán en unos paneles instalados en diferentes calles.

Hace unos días hemos leído en varios medios que China también utiliza un sistema de identificación facial, encuadrado dentro de la IA (Inteligencia Artificial), que sirve, entre otras acciones, para poseer fotos de delincuentes. Hoy hemos descubierto el nuevo sistema de protección de viandantes. Con él, los que no respeten la norma, sabrán que no se librarán de una multa. Los bolardos han sido instalados en los principales pasos de peatones de la ciudad de Daye, en la provincia de Hubei. Este es el primer paso que, si es positivo, continuará con una expansión en el número de instalaciones.

El chorro de agua se produce cuando una persona se acerca al borde con el fin de cruzar. Se trata de un cálido aviso acuoso, realizado con un único fin: advertirle de que no puede cruzar. La medida se ha tomado con el fin de evitar accidentes al cruzar calles y carreteras. En China el número de accidentes de tráfico es muy alto. Así, en el año 2013, hubo alrededor de 260.000 muertes causadas por estos accidentes.

El fin de la medida es claro: evitar accidentes. Si las personas eluden sus responsabilidades, en China y en cualquier otro lugar del mundo, hay que tratar de buscar soluciones con el fin de evitar accidentes graves y/o muertes. Tal vez la medida adoptada en la ciudad de Daye sea una solución factible.

Etiquetas

fabriciano

Amante de la informática y de Internet entre otras muchas pasiones. Leo, descifro, interpreto, combino y escribo. Lo hago para seguir viviendo y disfrutando. Trato de dominar el tiempo para que no me esclavice.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *