El Tema

Las semillas de marihuana y su valor nutricional

Las semillas de marihuana y su valor nutricional

A parte de plantar las semillas, hay otro muy buen uso para estas semillas, y es el simple hecho de comerlas.

El consumo de semillas como comida data de miles de años atrás. En el Japón feudal, eran vistas como una comida casi sagrada, y los monjes que deseaban alcanzar un estado de consciencia elevado pasaban meses con una dieta que consistía únicamente de semillas.

Y resulta que, de todas las semillas que comemos hoy en día, no hay ninguna con un valor nutricional tan variado como el de las semillas de marihuana. Puedes comprar semillas de marihuana en Sensoryseeds. Tanto si las comes con cáscara o sin cáscara, el valor nutricional es el mismo, lo único que cambiaría es el contenido de fibra. Y, además, no importa exactamente de qué variedad de Cannabis sea la semilla, el valor nutricional es prácticamente el mismo.

Pero antes de hablar sobre cómo es más sabroso comer las semillas de marihuana, vamos a hablar de por qué es bueno comer estas semillas. Empecemos por lo más obvio:

Minerales, Vitaminas, proteínas, y mucho más.

Siempre que hablamos de por qué comer este o aquel alimento, lo primero que suele ser mencionado son las vitaminas y minerales. Cuando se trata de estas semillas, estamos matando varios pájaros de un tiro, ya que provee un montón de vitaminas y minerales al mismo tiempo, todos ellos en cantidades ingentes.

Vitaminas que contienen: Vitaminas A, E, y C. Varias de la familia B, como la niacina, riboflavina, tiamina, b12 y b6. Beta Caroteno y vitamina D en menor cantidad. En este aspecto podríamos decir que el fuerte de estas semillas es la vitamina A, ya que contiene vitamina A en estado puro y Beta Caroteno, que es un precursor de esta vitamina.

Minerales que contienen: Potasio, sodio, calcio, zinc, fósforo, magnesio, hierro, y fosfato. Otros en cantidades muy pequeñas. Destaca la gran presencia de hierro en estas semillas. Es una comida de mucho interés para aquellos que sufren de anemia o de problema absorbiendo hierro de fuentes animales.

Proteínas: Sorprendentemente, las semillas de marihuana son una fuente de proteína muy completa. Es más, son una fuente de proteína vegetal incluso más completa que la soja, que suele ser citada como la mejor proteína vegetal. Resulta que estas maravillosas semillas contienen los nueve aminoácidos esenciales para nuestro cuerpo, siendo así igual de completas que una proteína animal como el huevo o la carne. Y lo que es mejor, al ser proteína vegetal es mucho más segura de consumir y mejor para nuestro cuerpo, ya que el consumo de carnes rojas y procesadas ha sido determinado como una de las causas de varios tipos de cáncer.

Además de todo esto, también tenemos que tener en cuenta que las semillas de marihuana contienen cierta cantidad de THC y, sobretodo, CBD. Si alguna vez has intentado darle medicina a un niño pequeño o, peor aún, a un animal, eres consciente de que la medicina no es lo más placentero del mundo. Incluso hay un dicho que dice que mientras más amarga la medicina, mejor funciona. Bueno, en este caso, es todo lo contrario: las semillas de marihuana contienen todos los beneficios medicinales del CBD a la vez que te proveen de vitaminas y minerales. Y son súper deliciosas, así que serían la excepción a la regla.

Cómo comer semillas de marihuana

Pero claro, no te vamos a pedir que simplemente te eches las semillas a la boca así como están. Aunque la verdad, en su estado natural (con cáscara y todo) es cuando más beneficios aportan. Aquí unas cuantas maneras simples de consumir semillas de cannabis:

Tostadas: Este método es súper fácil, y puede ser hecho con semillas con cáscara o sin ella. Escoge una cantidad proporcional a la superficie de la sartén en la que las vayas a tostar. El objetivo es que cubran toda la superficie de la sartén. Usa un poco de mantequilla para engrasar y ponlas a fuego alto durante cinco minutos. Remueve bien durante los cinco minutos y listo.

Como fruto seco: Técnicamente no son un fruto seco, pero su sabor es muy comparable con el del cacahuete. La diferencia es que son muchísimo más saludables que el cacahuete, ya que este contiene mucha grasa saturada y las semillas de marihuana contienen muy poca grasa saturada. Es muy popular usarlas crudas en ensaladas, como lluvia encima de helados, y en cualquier otro plato que requiera cacahuete, almendras, etc.

Leche de cáñamo: La leche de cáñamo es un producto muy popular en varios países, siendo una alternativa a la leche vegetal muy barata y fácil de producir. Además, es una alternativa a la leche de vaca mucho más saludable y mejor para el medio ambiente. Para hacer leche de cáñamo solo necesitas licuar las semillas en agua (un litro de agua por cada cien gramos de semillas de cannabis), añadir un par de cucharadas de azúcar, y listo. Si tu licuadora no es muy potente es posible que necesites pasar la leche por un colador de tela para evitar tomar una leche con demasiada textura.

Etiquetas

fabriciano

Amante de la informática y de Internet entre otras muchas pasiones. Leo, descifro, interpreto, combino y escribo. Lo hago para seguir viviendo y disfrutando. Trato de dominar el tiempo para que no me esclavice.

Artículos relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Botón volver arriba
Cerrar