Matemáticas

Desconcertante viaje a Londres

Mostramos a continuación un problema de matemáticas en el que, al parecer, los números juegan un importante papel, pero por lo que se deduce de la solución hay algo más. Te invitamos a que leas y resuelvas.

Desconcertante viaje a Londres

Tres parisinos, André, Baptiste y Charles, toman el avión para Londres con el fin de efectuar un viaje a la capital británica. Uno está con su mujer, el otro con su hija y el tercero con su ahijada.

En Londres, aprovechando los precios ventajosos, cada cual compra según su sexo un traje o un vestido y cada compra cuesta el precio de un viaje de ida.

André y su mujer deciden quedarse en Londres. Los demás regresan a París por la misma vía y por el mismo precio que pagaron a la ida.

Nuestros viajeros gastaron un total de 2.400 euros en sus compras y en sus pasajes de avión (los cuales costaron la mitad a André y su mujer, que solo pagaron el pasaje de ida). A su regreso Charles se encuentra con un amigo que lo felicita por su traje.

– Lo compré en Londres – dice Charles -. ¡Nada caro! Doscientos cuarenta euros.

Teniendo en cuenta todo lo dicho, este precio parece sorprendente. Sin embargo, Charles no mintió. ¿Cómo se explica esto?

Solución

Si te rindes, si no eres capaz de dar respuesta a la pregunta anterior, te invito a que leas un poco más abajo la respuesta. Aquí la tienes:

240 euros es el monto de las compras realizadas por cada uno y es también el precio del pasaje de avión (ida y vuelta).

Si los viajeros eran seis a la ida y cuatro a la vuelta, como parece desprenderse del enunciado, el gasto total sería:

2.400 = 240 x 10 = 240 (4 + 4 + 2)

Lo cual es contrario al enunciado, de ahí la solución. Los viajeros son cuatro: la mujer de André es la hija de Baptiste y la ahijada de Charles.

NOTA: Si no estás de acuerdo, ya sabes lo que tienes que hacer: acceder a la sección de comentarios y exponer tu solución.

fabriciano

Amante de la informática y de Internet entre otras muchas pasiones. Leo, descifro, interpreto, combino y escribo. Lo hago para seguir viviendo y disfrutando. Trato de dominar el tiempo para que no me esclavice.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Botón volver arriba