Medios

Los sistemas de gobierno y los ciudadanos

Lo que mostramos a continuación sirve de punto de partida para hablar sobre gobernantes y gobernados, sobre políticos y ciudadanos de a pié cuando se impone la democracia.

Los sistemas de gobierno y los ciudadanos

Constitución, república, monarquía, dictadura, parlamentarismo, presidencialismo, democracia… son términos que, con reiterada frecuencia, vemos recogidos en los medios de comunicación, aunque no siempre de manera unívoca, y que, a menudo también, manejamos acentuando su sentido ambiguo, acaso porque algunos de ellos han cambiado, en buena medida, su significación original.

¿Representa, pues, la monarquía de nuestros días, tan alejada de aquella otra que recibía su legitimación de la gracia divina, el poder en manos de una sola persona? ¿Responde todavía hoy la democracia al viejo postulado que la señalaba como e! gobierno del pueblo? A la vista de la realidad histórica, ¿no será cierto que tal afirmación es mucho hablar para no decir gran cosa? ¿Habrá que convenir con Rousseau, sin duda el más grande teórico de la democracia de todos los tiempos, que en rigor ésta no se ha dado nunca ni existirá jamás, por cuanto es antinatural que los más gobiernen y los menos sean gobernados?

Sobre la democracia

Y ¿qué pensar de las adjetivaciones que suelen acompañar al sustantivo democracia? Si para muchos no hay más democracia que la liberal, otros, en cambio, entienden que la democracia solo cobra pleno sentido allí donde la clase obrera es dueña de los medios de producción (democracia popular). De ahí el sentido de la existencia de los partidos políticos.

Gobernantes y gobernados: he ahí, pues, el centro de la cuestión, la distinción fundamental que todo colectivo social genera en su propio seno, el eje sobre el cual bascula toda sociedad política. Y de ahí, también, la permanente paradoja que en cualquier comunidad encierra la relación entre unos y otros, a saber: organizar un poder y, habiéndolo estructurado, arbitrar los medios para controlarlo, dada su incontenible tendencia a adquirir
cada vez mayor autonomía, escapando progresivamente a los frenos que puedan oponérsele. Así las cosas, y en un sentido amplio de la acepción, un régimen político es, precisamente, el modo como se presenta esa distinción entre gobernados y gobernantes en el marco de una colectividad.

Sistema de elección de los gobernantes

¿Cuál es el sistema de elección de los gobernantes? ¿De qué manera están distribuidas las funciones del gobierno? ¿Cómo se articulan los distintos poderes? ¿Qué tipo de relación existe entre unos y otros, y cuáles son sus cauces de comunicación con las diferentes partes del cuerpo social? ¿Hasta qué punto los gobernados pueden limitar o controlar el poder de los gobernantes? La respuesta a estas y otras preguntas nos dará la clave de los diversos regímenes políticos.

Dicho esto, ¿caeremos en una exageración si afirmamos que vamos a adentrarnos en un tema complejo y a la vez apasionante? Entendemos que no, pues son muchos los elementos que entran en juego, y solo un conocimiento profundo del propio régimen político, y sobre todo su estudio comparado con los otros sistemas de gobierno, nos permitirá ser más conscientes de sus posibilidades y de sus carencias.

Conclusión

Piensa lo que estás viviendo en estos momentos, tanto si te dedicas a la política como si eres un ciudadano de a pié. Las circunstancias actuales, con la economía marcando el devenir, convierten a los gobernantes en personas que deben tomar complejas decisiones. De lo que hagan, siempre centrado en las personas a las que gobiernan, depende su éxito o su fracaso.

En próximos artículos seguiremos tratando el tema, tal como hemos apuntado. Hablaremos, en principio, del punto de partida en el mundo de los gobernados y gobernantes. Y habrá más… La política no se puede desdeñar.

Fuente: Temas Clave de Aula Abierta Salvat – Regímenes políticos. Publicado en el año 1981
Autor: Juan Luis Paniagua Soto

Fabriciano González

Amante de la informática y de Internet entre otras muchas pasiones. Leo, descifro, interpreto, combino y escribo. Lo hago para seguir viviendo y disfrutando. Trato de dominar el tiempo para que no me esclavice.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

uno + 11 =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.