El Tema

Reducir el riesgo de demencia senil tomando una dieta rica en fibra

Una investigación, realizada en Japón, ha mostrado que el consumo de vegetales que contienen fibra contribuye a evitar el deterioro cognitivo, el que trae consigo la demencia senil.

Reducir el riesgo de demencia senil tomando una dieta rica en fibra

No es la primera vez que hablamos del tema. El consumir una dieta adecuada supone una notable cantidad de beneficios para todos los que se acogen a ella. Ahora, según los resultados de un estudio realizado por investigadores de la Universidad de Tsukuba en Japón, el consumo de niveles altos de fibra dietética se asocia a menores niveles de demencia, a evitar padecer Alzheimer.

Es algo que nos están diciendo con frecuencia: debemos consumir más fibra en nuestra alimentación. Además de contribuir a un sistema digestivo saludable y también aportar beneficios cardiovasculares, como reducir el nivel de colesterol, ahora se ha visto que también el consumo de fibra es beneficioso para un cerebro saludable.

A tener en cuenta

Según los resultados mostrados en la revista Nutritional Neuroscience, y tal como hemos visto, el consumo de una dieta alta en fibra contribuye a que no se produzca demencia senil. Los participantes en el estudio, que tenían entre 40 y 64 años, se sometieron al consumo dietético fijado entre 1985 y 1999. Entre 1999 y 2020, se registró si habían desarrollado demencia que requiriera atención.

Kazumasa Yamagishi, director del estudio, dijo al respecto lo siguiente: «La demencia es una enfermedad devastadora que generalmente requiere atención a largo plazo. Estábamos interesados ​​en algunas investigaciones recientes que sugerían que la fibra dietética podría desempeñar un papel preventivo. Investigamos esto utilizando datos recopilados de miles de adultos en Japón para un gran estudio que comenzó en la década de 1980«.

El equipo también examinó si había diferencias entre los dos tipos principales de fibra: fibras solubles e insolubles. Las fibras solubles, que se encuentran en alimentos como la avena y las legumbres, son importantes para las bacterias beneficiosas que viven en el intestino, además de proporcionar otros beneficios para la salud. Se sabe que las fibras insolubles, que se encuentran en los cereales integrales, las verduras y algunos otros alimentos, son importantes para la salud intestinal. Los investigadores encontraron que el vínculo entre la ingesta de fibra y la demencia era más pronunciado para las fibras solubles.

Kazumasa Yamagishi dijo también lo siguiente: «Actualmente se desconocen los mecanismos, pero podrían involucrar las interacciones que tienen lugar entre el intestino y el cerebro. Una posibilidad es que la fibra soluble regule la composición de las bacterias intestinales. Esta composición puede afectar la neuroinflamación, que juega un papel en la aparición de la demencia. También es posible que la fibra dietética pueda reducir otros factores de riesgo de demencia, como el peso corporal, la presión arterial, los lípidos y los niveles de glucosa. El trabajo aún se encuentra en una etapa inicial y es importante confirmar la asociación en otras poblaciones«.

Conclusión

Son varios los países en los que varias personas no consumen la fibra que recomiendan los especialistas en nutrición. Ello implica que no se cumplan las recomendaciones del estudio. Si se quiere evitar la adquisición de demencia, lo mejor es consumir alimentos que tienen fibra entre sus componentes.

Fabriciano González

Amante de la informática y de Internet entre otras muchas pasiones. Leo, descifro, interpreto, combino y escribo. Lo hago para seguir viviendo y disfrutando. Trato de dominar el tiempo para que no me esclavice.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.