Inicio » Curiosidades » Imaginación » Un cogote ridículo

Un cogote ridículo

No sé si llamarle ridículo al cogote o al hombre que lo porta. Algunas personas tienen formas particulares de llamar la atención. Como no son capaces de mostrar sus aptitudes, de enfrentarse a la vida con valentía, de sumergirse en la sociedad mostrando su sapiencia y habilidades, necesitan buscar alguna forma de que los demás se fijen en ellas. Lo que no saben es que los que las ven se ríen y hasta se burlan de ellas. ¿Serán así felices?

¿Por qué es un cogote ridículo?

Los seres humanos sólo tenemos dos ojos, colocados en la parte frontal de nuestro cuerpo, sobre la cara, a ambos lados de la nariz. Lo sabías, ¿verdad? No era necesario que te lo dijese. Pero al parecer mi afirmación – explicación no es del todo cierta, no es aplicable a los que quieren convertirse en centros de atención, como ocurre con el individuo de la foto.

  Hubo un momento...

Un cogote ridículo

Está claro que las gafas que el peluquero ha diseñado en la parte posterior de su cabeza no desempeñan la función específica de tales utensilios: proteger de la luz excesiva o permitir una visión precisa en las personas que padecen una enfermedad en la vista. Tampoco tiene mucho sentido construir un bigote como el que vemos, pero todo sea por lo que hemos dicho. Cuando el portador de tan ridícula composición salga a la calle será el hazmerreir de viandantes y, a pesar de ello, se sentirá feliz, porque la gente se fija en él, que era el quid de la cuestión.

Hemos descubierto la foto de marras en Daly Picks and Flicks.

Artículos relacionados

Acerca de fabriciano

Amante de la informática y de Internet entre otras muchas pasiones. Leo, descifro, interpreto, combino y escribo. Lo hago para seguir viviendo y disfrutando. Trato de dominar el tiempo para que no me esclavice.