Windows

El soporte de Microsoft Windows 8.1 finalizará en enero de 2023

Si aún tienes instalado Windows 8.1 en tu ordenador, te recomendamos que leas lo que viene a continuación. Si no lo haces antes de enero del año 2023, surgirán problemas que posteriormente no podrás solucionar.

El soporte de Microsoft Windows 8.1 finalizará en enero de 2023

Aunque todavía faltan seis meses, Microsoft Windows 8.1 dejará de recibir soporte el día 10 de enero de 2023. Ello significa, para todos los que tienen está versión del sistema operativo instalada en su ordenador, que ya no podrán llevar a cabo actualizaciones, lo que impedirá la corrección de fallos y la solución de problemas de seguridad.

El proceso es similar al que se llevó a cabo en enero de 2020 con Windows 7, cuando esta versión dejó de recibir soporte. Y no es el único caso. En el año 2016 Microsoft obligó a los usuarios de Windows 8 a que se actualizarán a Windows 8.1, debido a los fallos que presentaba la primera versión.

Ya no habrá un programa ESU (actualización de seguridad extendida) para que empresas y particulares puedan pagar servicios adicionales con el fin de recibir parches de seguridad. Todos se verán obligados a actualizar a Windows 10 o a Windows 11, en el caso de que el hardware del ordenador soporte la última versión del sistema operativo del ordenador.

A tener en cuenta

No hay dudas al respecto. Windows 8 fue un sistema que no caló entre los usuarios debido a los fallos que llevaba implícitos. De ahí que, en un corto periodo de tiempo, se pusiese en escena Windows 8.1. El fin pretendido por Microsoft era que fuesen muchos los usuarios que utilizasen ordenadores con esta versión del sistema operativo, pero está claro que no se consiguió hasta que apareció Windows 10.

Los usuarios de Windows 8.1 ahora deberán decidir si actualizar su sistema operativo o comprar un nuevo ordenador. La mayoría de las máquinas con Windows 8.1 ni siquiera son compatibles con Windows 11, admite Microsoft, debido a sus estrictos requisitos de CPU.

Esto es lo que nos dicen en Microsoft al respecto: “La mayoría de los dispositivos con Windows 8.1 o Windows 8 no cumplirán con los requisitos de hardware para actualizar a Windows 11. Como alternativa, las PC compatibles con Windows 8 y 8.1 se pueden actualizar a Windows 10 comprando e instalando una versión completa del software”.

Conclusión

Está claro que todos los usuarios de Windows 8.1 quieren seguir utilizando su ordenador con seguridad y disfrutando de sus características, deben actualizar a Windows 10. Ello supone, como nos dicen en Microsoft, compran la versión indicada. Con ello podrán seguir utilizando su ordenador sin problemas hasta el 14 de octubre de 2025, fecha fijada por Microsoft para dejar de prestar soporte a Windows 10.

Si aún sigues utilizando una de las versiones obsoletas de Windows, te recomendamos que leas Cómo actualizar de Windows 7 u 8.1 a Windows 10 si aún no se ha hecho. En dicho artículo explicamos lo que debes hacer para estar al día.

Fabriciano González

Amante de la informática y de Internet entre otras muchas pasiones. Leo, descifro, interpreto, combino y escribo. Lo hago para seguir viviendo y disfrutando. Trato de dominar el tiempo para que no me esclavice.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.